Principales

Grave contaminación en la sabana de Chetumal

Chetumal, 25 junio
Luis Enrique Tuz (Por Esto QRoo)

Es grave la contaminación de la sabana de Chetumal, debido a que las aguas se quedaron estancadas con la construcción del puente de concreto que une a las colonias Nuevo Progreso y Mártires Antorchistas; las autoridades han ignorado el problema.

Desde el aire se nota claramente que el puente de concreto dividió en dos partes la laguna de la sabana de Chetumal, por un lado se puede apreciar aguas turbias que vienen de la planta de tratamiento de aguas residuales, y por el lado de la colonia Los Monos se tienen aguas claras y con una menor contaminación.

Sabana-chetumal2De acuerdo con los datos recabados, la visible contaminación de la laguna en la sabana de Chetumal se debe a que por la parte norte de la ciudad se encuentra la planta de aguas residuales de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), a dos kilómetros más el tiradero a cielo abierto, los cuales vierten las aguas contaminadas diariamente o cuando llueve.

Los vecinos de la colonia explicaron que no se han dado cuenta de la contaminación de dicha laguna de Chetumal, por lo que continúan pescando mojarras para su alimento diario y cuando tienen excedentes lo comercializan.

Incluso la mayoría de los habitantes de la colonia Nuevo Progreso no cuenta con drenaje sanitario, por lo que todos los desechos los vierten a la sabana de Chetumal, es por ello que paulatinamente ha sido contaminada.

Cabe destacar que los diarios POR ESTO! publicaron oportunamente que el crecimiento urbano irregular que se registra en el norte de la ciudad ha propiciado que gradual, pero sistemáticamente, se rellene con escombro parte de la sabana de Chetumal de manera ilegal, tanto que el cuerpo de agua se encuentra en la actualidad dividido en tres partes por caminos ilegalmente construidos que la atraviesan y cortan el flujo natural del agua.

Debido a la falta de vigilancia de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y Protección Civil, sobre el camino y casi dentro del agua a sus orillas se construyen endebles viviendas, las cuales son habitadas por familias humildes, quienes viven en una zona considerada de alto riesgo.

La sabana tiene una longitud de 15 kilómetros, desde el norte recorre las colindancias de la mitad de Chetumal; en la parte más ancha tiene 300 metros, aunque en algunas partes llega hasta 100 metros; y la parte más profunda es de 4 metros.

Pese a que fue dividida de manera ilegal por el desarrollo de asentamientos, está llena de vida, pues cuenta con diferentes especies de aves, lagartos, cocodrilos y peces, además de dos especies de mangle, tanto que hay gente que tiene como ocupación la pesca en esta laguna.
Este cuerpo de agua está conectado con los manglares de Bacalar, de la Bahía de Chetumal Santuario del Manatí, por ser parte de un gran ecosistema que se debe de conservar.

La sabana se empezó a rellenar desde hace 35 años por el crecimiento de la ciudad y con la construcción de la avenida Insurgentes se dividió en dos. Como en ese tiempo no existían leyes ambientales, a empresarios constructores se les hizo fácil rellenar una parte de la laguna para hacer otro camino y tener comunicación y sacar material de las sascaberas del ejido Calderitas; y el último camino que se hizo para atravesarla fue el acceso a la colonia irregular Mártires Antorchistas; en todos esos cruces solamente se tiene una alcantarilla que permite el flujo del agua.

Sin embargo, se construye un puente para que el agua de la sabana siga su curso normal y las familias tengan un lugar seguro para pasar de la colonia Nuevo Progreso a las rancherías y colonia irregular Mártires Antorchistas.

Por otra parte, el puente de concreto beneficia a mil 200 habitantes de las colonias irregulares Mártires y Fraternidad Antorchista, así como de un considerable número de trabajadores que acude diariamente a los ranchos que se encuentran en la zona.

Los recursos fueron del Gobierno Federal, estatal y municipal, es decir, del Fondo de Contingencia Económica; la obra consiste en pavimentación de acceso a la colonia Fraternidad y Mártires Antorchistas, las cuales se encuentran asentada de manera irregular por la sabana de Chetumal.

La inversión total fue de 6 millones 47 mil 216 pesos y consiste en la construcción de un puente a base de pilotes, losa de concreto armados y pavimentación de 2 mil 50 metros cuadrados de calle.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba