Guerra política en Bacalar

Juan Juárez Mauss | Opinión

Los tambores de guerra empiezan a sonar entre la militancia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el municipio de Bacalar aprovechando que el dirigente estatal, Raymundo King de la Rosa, se interesa más en su “trabajo” legislativo que en atender las diferencias entre sus partidarios que son manipulados por fuerzas extranjeras provenientes del Partido Nueva Alianza.

El primer golpe lo dio la presidenta del Tricolor bacalarense y regidora, Oneyda Cuxin Irigoyen, quien junto con cinco de sus compañeros de Cabildo exigieron a los diputados locales pidan la revisión de las cuentas del ex alcalde José Alfredo Contreras Méndez con una auditoría antes de aprobar la cuenta pública del “Chepe”.

Destacó que en la reunión realizada con el presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado, Eduardo Martínez Arcila, no estuvo presente el regidor petista Mauricio Morales Beiza, pues transcendió que Morales declinó participar en el “circo” armado por Oneyda Cuxin, ya que la realidad es que busca sacar de la jugada al “Chepe” en la contienda para asumir la dirigencia del Tricolor en Bacalar.

La mano que mece la cuna en este asunto es el Presidente Municipal Alexander Zetina Aguiluz, cuyo interés es el desmembramiento del PRI para verse fortalecido y repetir por tres años más como el mandamás del Ayuntamiento. Vaya caldo gordo que hace Oneyda Cuxin a su partido.

Pero conocedora de que Raymundo King se encuentra entretenido con su juguete congresista, y Alondra Herrera Pavón, la segunda a bordo del “tritanic” (pues se hunde) busca chamba en cualquiera área de la administración de gobierno, Oneyda lanzó la primera piedra asesorada por el “Ceja Güera” Alexander Zetina, pero al parecer olvida que su tesorero, Juan Gabriel Borges Chim, fue el contralor en la gestión de José Alfredo Contreras Méndez y ahora amo y señor de las finanzas del Ayuntamiento.

Los tambores de guerra suenan y solo los iniciadores pueden calmarlos, o tendrán que explicar varios “asuntitos” como la nómina del Ayuntamiento llena de parientes de Alexander Zetina, la entrega de obras públicas a familiares directos, pero de eso les daremos los pormenores en los siguientes días. Lo cierto es que los priistas se disputan las migajas que les dejó la contienda estatal pasada en donde Alexander Zetina Aguiluz ganó con el menor número de votos en la corta historia de este Ayuntamiento.

Deje un comentario

11 − Ocho =