Principales

Incineran perros al aire libre en Cozumel

Cozumel, 13 febrero
Por Esto QRoo

Este fin de semana continuó la incineración al aire libre de canes que fueron sacrificados por contagio de distemper canino (moquillo), además de que los tambos donde fueron preincinerados, los primeros perros, los depositaron en el patio del Centro de Control Animal, permitiendo así que se siga extendiendo la enfermedad infectocontagiosa de origen viral que afecta a los animales de la familia de Canidae, entre ellos los perros, pisotes y mapaches, ésta última como especie endémica de la localidad.

Tal acción mantiene preocupada a la comunidad cozumeleña, porque a pesar de que un grupo de expertos médicos veterinarios dieron a conocer a la autoridad municipal sobre el peligro que se desataría en caso de aplicar mal el protocolo para dar el destino final a los animales, se hizo caso omiso, lo que motivó a los integrantes del Consejo Ciudadano “Soy Isla Cozumel”, a emitir su postura respecto a la situación, rechazando el proceder que se calificó de inadecuado por no cumplir con las Normas sanitarias.

De la misma manera, la Sociedad Humanitaria de la isla de Cozumel, reprobó los actos realizados desde el pasado viernes, e incluso durante el fin de semana, acciones implementadas por el personal del CCA para afrontar el brote de moquillo en sus instalaciones, las cuales fueron catalogadas de estar “fuera de cualquier protocolo profesional”.

Llamó la atención que a pesar de toda la información que se filtró desde el pasado miércoles cuando trascendió el sacrificio de más de 22 canes por el contagio de distemper canino, continuó realizándose la acción, por lo que expertos señalaron el incumplimiento a las Normas y Protocolos de la Ley del Bienestar Animal.

POR ESTO! de Quintana Roo realizó un recorrido el día sábado y domingo, encontrándose con que continuó la incineración de otros animales que no tenían rastro de haber sido bañados en diesel, como los anteriores, pero que presentaban un alto grado de descomposición que destilaba intolerables olores fétidos, atrayendo así a las aves carroñeras.

Asimismo, se notó que en los caminos dentro del lote baldío donde fueron colocados los tambos con diesel con los canes adentro, apenas presentaba ligeras cantidades de cal, cuando de acuerdo a expertos, debieron de rociar incluso las plantas y todo el camino de terracería donde permanecieron los animales muertos, ya que es parte de los protocolos.

Incluso los tambos o recipientes debieron de tener un proceso para en su caso, poder usarlos de nueva cuenta, pero éstos fueron colocados al aire libre en el patio del Centro de Control Animal, permitiendo así que la enfermedad infectocontagiosa, de origen viral, pudiera propagarse con los canes que abundan en la zona industrial.

En este sentido, la Sociedad Humanitaria dejó saber a través de boletín oficial sobre su solicitud a diversas dependencias locales y estatales, a fin de que intervengan en este tema, incluso hicieron pública su petición de que se mantengan clausuradas las instalaciones del Centro de Control Animal, hasta determinar que pudiera estar libre del virus, después de un proceso de limpieza.

Hasta el momento, ninguna autoridad como de salud o Sagarpa ha hecho un acto de presencia en el municipio, pese al peligro que representa la situación de propagación que pudiera estarse dando con perros dentro de la zona urbana, sobre todo los que fueron entregados por el CCA en adopción hace apenas 13 días, ni tampoco se ha anunciado alguna campaña intensiva para combatir dicho problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba