Inconformidad en el PRI por planilla de Mary Hadad

Chetumal, 13 abril
(Por Esto QRoo)

María Hadad Castillo solicitó registro como candidata a presidenta municipal por la alianza del PRI-PVEM-Panal, generando mayor división en el priismo, porque en la integración de su planilla excluyó a sectores y organizaciones del partido, privilegiando las cuotas a liderazgos fallidos y el amiguismo.

La planilla presentada por la exdiputada local ha generado una molestia muy fuerte en diversos grupos, sectores y figuras del tricolor al ser excluidos, al grado de que Eduardo Arizmendi Novelo renunció como dirigente de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) en Othón P. Blanco por no ser contemplado.

Y es que la planilla está conformada por María Hadad Castillo, como presidenta municipal, teniendo como suplente a la deportista Carolina Valencia Hernández. En la sindicatura a Francisco Ortega Lizárraga, conocido por su actitud conflictiva, y teniendo como sustituto a Vicente Aguilar Ongay.

En la primera regiduría colocó a Alondra Herrera Pavón, quien no goza de buena estima de la militancia, siendo que hay personas de escasos recursos a quienes trató mal en su ascenso dentro del tricolor y hoy que regresa a visitarlos a sus casas no la perdonan.

Además, Herrera Pavón, como secretaria del partido, se quedó de manos cruzadas ante el éxodo de priistas de los últimos meses, lo que quiere revertir buscando en sus domicilios a la gente que despreciaba.

La suplente de Herrera Pavón es Araceli Villanueva Chan. Es necesario mencionar que se conoce que la primera regiduría estaba pactada para el Partido Verde, por lo que al aparecer Herrera Pavón en ese lugar ha generado descontento entre las estructuras de ese partido.

La segunda regiduría es para el aliancista Salvador Ávila Aguinaga, con Néstor Puc como suplente. La tercera posición es para Erika Cornelio Ramos y Lidia Rojas Fabro, como propietaria y suplente, respectivamente.

El cuarto lugar lo otorgaron a Benjamín Vaca González, quien ha sido abogado personal del exalcalde Eduardo Espinosa Abuxapqui, que traicionó al PRI en la pasada elección donde se perdió la gubernatura del estado y la presidencia municipal de Othón P. Blanco por primera vez.

Vaca González no entró como priista, sino que dice que milita en el Partido Verde, y como suplente tienen precisamente al dirigente municipal de ese partido, Israel Hernández Radilla.

Una de las líderes juveniles del tricolor, Harissa Santín Cárdenas junto con Eréndira Martínez Morales como suplente, son la fórmula para la quinta regiduría.

Óscar Martínez y Alejandro Fuentes Sánchez de la Vega, en la sexta. Alejandrina Albornoz Pastrana y Teresa Basto Burgos son postulados para la siguiente.

Christian Briceño Pérez es el propietario de la octava posición, con Luis Mario Ramírez como suplente, y Sara Argüelles y Karina Xool Pérez, complementan la planilla.

De tal manera, con muchos desconocidos para la ciudadanía, pero varios señalados como cuotas de liderazgos fallidos y amiguismo, pero excluyendo a los representantes de los sectores y organizaciones del partido, lo cual ha fracturado más al PRI, con lo que María Hadad causa su propia desventaja en la contienda.

El PRI en Othón P. Blanco está tan desgastado y envuelto en conflictos internos, que desde hace varias semanas también renunció al cargo el presidente del Comité Directivo Municipal, Martín Muñoz Tun.

Como se había anticipado, la falta de un liderazgo estatal que concilie entre los grupos internos está gestando una nueva desbandada y pérdida de simpatizantes, lo cual se espera que se intensifique tras conocerse los nombres de la planilla de la exdiputada local.

María Hadad Castillo tiene en su equipo de trabajo a Alondra Herrera Pavón, secretaria general del tricolor, quien carece de tacto con la ciudadanía y no goza de buena relación con la estructura del partido; así como la diputada federal Arlet Mólgora Glover, con quien perdió el PRI su hegemonía en la capital del estado.

Otra persona que también acompaña a Hadad Castillo en sus reuniones con la militancia es Lizbeth Gamboa Song, exdiputada federal que tampoco está ayudando a construir las alianzas de cara al proceso electoral venidero.

Ante una dirigencia estatal que ha sido desastrosa en la figura del actual diputado local, Raymundo King de la Rosa, que no ha podido hacer frente ante la constante salida de militantes desde que se perdió la elección gubernamental, sigue perdiendo presencia, y quienes acompañan a María Hadad no están abonando a una operación “cicatriz” que aliente a recuperar la presidencia municipal.

5 comentarios

  1. Y se irá hasta el tercer o cuarto lugar, donde su estrategia de negociar para que gane el Chino y elimine de la política a Alondra, la China y algunos otros y aún así ser regidora no funcionará…

  2. Y no se les olvide la personita con negro pasado dentro del Congreso,acusada de varios temas escabrosos de tipo financiero y que hoy le maneja a Mari hadad lo financiero y logística de la campaña , la muy turbia MELISSA VERDUZCO, FAMOSA ESPOSA DE EL “TACON” MANO DERECHA DE ROBERTO BORGE.

  3. como siempre usando a un joven con discapacidad para , causar pena . donde estan los padres de este joven. ?? las personas con discapacidad no deben ser usadas con motivos políticos y en campañas. pero es su modus operandi ya que siempre usa a su hijos con sindrome de down para atraer gente .. lo misma estrategia vil del teleton..espero no me censuren.

Deje un comentario

19 − 13 =