Principales

Jubilar la Gran Comisión

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

La diputada electa del PAN en Chetumal, Mayuli Martínez Simón, anticipó esta semana parte de la agenda legislativa que el blanquiazul pretende abanderar durante la próxima Legislatura, destacando entre sus propuestas la de eliminar la figura de la Gran Comisión del Congreso local para sustituirla por una “Junta de Coordinación Política” en la que tendrían representación todos los partidos, los grandotes y los chiquitos.

Ya con el PRI con su uniforme de oposición, hay que analizar los movimientos de panistas y perredistas en las entrañas del Legislativo, ya que la Presidencia de la Gran Comisión es un fósil del Jurásico que se niega a ser condenado al Museo de la Cultura Maya.

Mayuli Martinez y Fernando Zelaya2Mayuli Martínez, envalentonada por su apabullante triunfo y porque su partido destacó en la alianza que depositó a Carlos Joaquín González en la gubernatura, Mayuli Martínez prácticamente profetizó la extinción de esta Presidencia desde la que se mueven muchos hilos del Poder Legislativo.

La idea de que el Congreso local sea dirigido por una Junta donde todos los partidos tomados de la mano gobiernen en armonía la Legislatura se escucha angelical, pero las condiciones políticas que se enfrentarán en el estado a partir de septiembre no son las idóneas para cristalizar una propuesta de este tipo. Porque a la diputada electa tal vez se le olvidó que el PRI seguirá siendo sufridamente la bancada mayoritaria, y que respaldado por sus aliados ecologistas supera al PAN y PRD.

Y mientras en el PAN sueñan con sepultar la Gran Comisión, los priistas y sus voraces aliados del Verde están maniobrando para controlar ese poder con las reglas de siempre, fieles a la máxima de que “el poder no se comparte”.

Los opositores del ayer deben sacar el colmillo y dejar los experimentos para tiempos de bonanza, porque a partir del 25 de septiembre panistas y perredistas tendrán de su lado al gobernador Carlos Joaquín González, factor que podría inclinar la balanza a su favor para tomar el mando del Poder Legislativo.

Si se duermen y el PRI y sus aliados les ganan la partida, dejarían pasar su segunda oportunidad como ocurrió en 2005, cuando un doblegado PRI pactó con el PAN para instalar en la Presidencia de la Gran Comisión a Manuel Valencia Cardín, diputado de Convergencia.

Lo que ocurra o deje de ocurrir en los cubículos del Congreso local será determinante para marcar el rumbo del nuevo gobierno de Carlos Joaquín, sin que estemos ante hechos irreversibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba