Principales

La 4T copia la fórmula del PRI: intentan enfermar a Marciano Dzul

Ajuste de Cuentos

Ángel Solís

Al puro estilo del viejo PRI, cuando “enfermaban” repentinamente a ciertos políticos para sacarlos del camino, ahora en los tiempos de la Cuarta Transformación que gobierna el país y la mayoría de estados, incluido Quintana Roo, pretenden copiar la fórmula dando por moribundo al alcalde de Tulum, Marciano Dzul, esto a unos meses de que inicie el proceso electoral 2024 y cuando la Auditoría Superior de la Federación va por su antecesor Víctor MasTah por más de 115 millones de pesos en irregularidades de su gestión repleta de corruptelas.

Y es que a la 4T ha llegado todo tipo de fauna política, desde los buscachambas hasta quienes buscan protección para no ser procesados por sus excesos cuando tuvieron poder en partidos de la oposición.

A unos meses de que inicie un proceso electoral histórico para Quintana Roo, donde se renovarán prácticamente todas las posiciones de elección popular (con excepción de la gubernatura) con chismes y rumores intentan descarrilar al alcalde tulumnense.

El poder político de Dzul Caamal se manifestó en el pasado proceso electoral, donde su hija Silvia Dzul Sánchez aplastó a sus adversarios en la contienda por la diputación al distrito 9 con cabecera en Tulum. Y con más de 29 mil votos se convirtió en la candidata más votada en Quintana Roo, ya que se llevó más del 66 por ciento de la votación de ese distrito.

Pero no todo es felicidad y buenos deseos, porque a Morena han arribado siniestros personajes como el ex alcalde Víctor Mas Tah, famoso por sus escándalos familiares y ahora bajo la lupa de la Auditoría Superior de la Federación ya que le detectaron irregularidades por más de 115 millones de pesos, tan solo en los últimos meses de su periodo (enero-septiembre 2021) por concepto del ramo 28 (Participaciones a Entidades Federativas y Municipios).

Tulum por su crecimiento y las millonarias inversiones que están llegando a ese municipio ha comenzado a levantar ambiciones de diversos grupos políticos, incluso aliados de la 4T. Utilizando comunicadores afines a ellos ya difunden una supuesta enfermedad que estaría provocando la salida de Marciano Dzul de la silla municipal y de cualquier posibilidad hacia el 2024, donde en estos momentos como posible candidato del distrito electoral federal 02 ganaría incluso sin hacer campaña.

Confrontarlo con su tesorero, Diego Castañón Trejo, a quien por perversos rumores dan como su relevo ante los supuestos graves padecimientos que presenta, son patadas de ahogado de sus ambiciosos adversarios, ya que este funcionario mantiene una muy buena relación y coordinación con el alcalde.

De carácter fuerte, como todo hombre de la zona maya, Marciano ha sido claro desde su campaña:

 “Los chismes no son para mí; yo me dedico a llevar propuestas a los ciudadanos”.

 Y aunque obstaculice las ambiciones de las pirañas de Tulum, hay Marciano para muchas batallas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba