Principales

La aplastante Mara Lezama le agradece a Chetumal

Como gobernadora electa victoriosa con números que no dejaron lugar a dudas de su poderío, la cancunense Mara Lezama Espinosa realiza esta tarde su gira de agradecimiento en Chetumal, una capital que no ha perdido sus ganas de creer en promesas que no se materializan, pero con problemas que se han ido acentuando al trote de los sexenios, como la violencia, el despido de humildes burócratas y la miseria extendida en la periferia.

Mara Lezama agradecerá a los capitalinos la copiosa votación a su favor con la casaca de Morena y apoyada por el Verde Ecologista, PT y Fuerza por México, aunque estos dos últimos partidos fueron de escasa o nula utilidad.

A eso de las cinco y media de la tarde en el emblemático Parque de las Casitas estará agradeciendo el apoyo de los sureños. Será un acto político de muchísimo interés porque ella es una figura en la cúspide sin quien le haga sombra, ya que la oposición permanece con sus figuras en terapia intensiva en camastros del ISSSTE.

Alrededor de Mara aletean decenas de políticos desprendidos del PRI –Raymundo King de la Rosa, Israel Hernández Radilla y Arlet Mólgora Glover– y de partidos como el PAN, entre quienes sobresale Juan Carlos Pallares Bueno, exdiputado federal y local, pero además exfuncionario federal y exdirigente estatal

.

También la respalda Mario Ernesto Villanueva Madrid, el exgobernador chetumaleño cuya voz es la más representativa de una capital huérfana de figuras de esa dimensión política, lo que habla y muy mal de los chetumaleños de estos tiempos.

Que sea la gobernadora electa de Morena le da una fortaleza política aún mayor, ya que contará con el firme respaldo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien alentó su carrera política con resultados inmediatos que la han hecho pasar a la historia, al ser la primera mujer que ocupa la silla mayor, siendo la primera de Cancún –incluyendo a los hombres–, la primera de Morena y la primera sin origen priista.

Mara tiene que colocar cera en sus oídos ante las oleadas de lisonja de tipos como el diputado local cancunense de Morena, Julio Montenegro Aguilar, quien en un arrebato de lambisconería propuso inscribir su nombre en letras doradas en el muro de honor del Congreso del Estado, como si Mara necesitase ese tipo de ofrendas insensatas.

Nuestra gobernadora electa tendrá mucho por hacer y reconstruir en una capital muy maltratada que reclama un plan de recuperación que fortalezca a su iniciativa privada y tendrá que hacerlo con sensibilidad política para incluir en su equipo a los mejores chetumaleños, abriendo el juego limpio para asignar contratos de obra y suministro a empresarios que ofrezcan los mejores precios, combinados con calidad suprema.

Pero esa será una de sus tareas cuando releve a Carlos Joaquín, porque hoy por la tarde estará agradeciendo el contundente respaldo electoral de nuestra capital, acompañada por una mujer cuyo apoyo político ha sido muy valioso para su proyecto: la senadora con licencia Marybel Villegas Canché.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba