La gobernadora que impidió Villanueva

alertarojanew1

 

 

 

Novedades Chetumal
.

Aunque el ex gobernador priista Mario Villanueva Madrid no fue misógino, al deshojar la margarita rechazó a dos mujeres cuando orquestó el proceso interno de su partido para la elección de su sucesor. Tres participaron en el proceso interno de septiembre de 1998: Addy Joaquín Coldwell, Sara Esther Muza Simón y Joaquín Hendricks Díaz.

Hasta las piedras sabían que la candidata predestinada al Olimpo era la hermana del ex gobernador Pedro Joaquín Coldwell, ya que había sido distinguida por el presidente Ernesto Zedillo, por lo que se daba por hecho que una mujer por vez primera gobernaría uno de los estados más jóvenes del país.

Pero el ranchero Villanueva dio un machetazo al sólido andamio de la candidatura de su comadre Addy, olfateando a leguas el azufre del infierno que lo aguardaba desde el primer minuto del 5 de abril de 1999, ya que el equipo de la cozumeleña no pudo ocultar su hambre de venganza contra un hombre que sabía de memoria el camino de los ajustes de cuenta y los escarmientos sanguinarios, ya que él batió récord al hospedar a un equipo de futbol con algunos suplentes en el Cereso de Chetumal y en la cárcel municipal de Cancún, priistas y no priistas.

Concentrados en el Mostrenco y en Casa de Gobierno, los priistas más cercanos a Mario Villanueva recibieron la amable sugerencia de dar el viraje sobre la marcha para apoyar al más improbable entre los improbables sobre la tierra: Joaquín Hendricks, a quien el gobernador había desalojado de la dirigencia estatal del PRI por las malas, contando con el tacto diplomático del Procurador Miguel de Jesús Payrefitte Cupido para agilizar la mudanza.

sara muza simon2¿Por qué el todo poderoso gobernador no seleccionó a Sara Esther Muza? Porque ella estaba en la cúspide en su carrera política y había sido su primera Secretaria de Gobierno, contando con una trayectoria impresionante y siendo además chetumaleña de alcurnia.

La almohada de Villanueva lo hizo inclinarse por el único hombre en la terna. De hecho, en el amanecer del juego tuvo tres favoritos, en el orden de afectos: Jorge Polanco Zapata, Joaquín González Castro y Héctor Esquiliano Solis.

Aunque Mario Villanueva no fue misógino, dio la espalda a la única dama posible en su escenario, ya condenada Addy Joaquín a la derrota más humillante.

un comentario

  1. Javier, sabes muy bien los nombres de los actores políticos de ese momento pero eso no significa que sepas la verdad absoluta y es que en Quintana Roo quienes tuvimos el privilegio de conocer, convivir y platicar con el Ing. Villanueva, sabemos algo que tú no sabes y por eso no te compraremos la película con tu forma de ver ese momento.
    Basta con leer esta nota para darnos cuenta que no tienes ni remota idea de lo que escribes porque incluso tú mismo al escribir que el Ing. Villanueva desalojo de la dirigencia estatal a Hendricks con ayuda de Miguel de Jesús Payrefitte y luego lo hace gobernador, caramba en qué cabeza cabe esto!
    Es muy cierto que tanto Addy Joaquín y Sara Muza tenían más méritos que Hendricks para ocupar la gubernatura de nuestro estado y a final de cuentas Hendricks fue el ganon pero esa razón solo la sabemos unos cuantos y tú no estás entre ellos; Ha! Por cierto también te equivocas ya que no fue en el mostrenco la reunión que dices, esa fue en casa de gobierno y luego en el rancho con otras personalidades.

Deje un comentario

3 − 2 =