Principales

La negativa de Caín

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal
.

De rodillas por los latigazos del huracán Earl, San Pedro (Belice) le pidió a su hermano chetumaleño que le tendiese la mano en su mar de devastación. El recuento de los daños había iniciado, y era hasta cierto punto comprensible el llamado de auxilio al “bro” quintanarroense, ya que en la actual gestión del alcalde capitalino Eduardo Espinosa Abuxapqui fue refrendado el acuerdo de hermanamiento.

Estos pactos de sangre no deben ser enfocados al lucimiento político ante un enjambre de reflectores para las imágenes impactantes con declaraciones de terciopelo. Porque el municipio capitalino y la isla de San Pedro son hermanos, cierto, pero esta condición debe orientarnos a la fraternidad y la reacción relampagueante para tender la mano al caído en desgracia.

Lo peor es que la petición de ayuda fue lanzada de inmediato por los beliceños, quienes pidieron al Ayuntamiento que los apoyara con el envío de maquinaria para remover los escombros dispersos en sus costas. Y el Ayuntamiento tuvo que adelantarse a la previsible petición de Abel.

????????????????????????????????????

La Secretaria General del Ayuntamiento, Claudia Granados Méndez, recibió el llamado de auxilio y lo ignoró olímpicamente –para estar a tono con los juegos–, bateando el SOS como si fuese cosa menor.

Estamos al tanto de la situación del Ayuntamiento chetumaleño, concentrado en su desesperada labor de desalojo y depuración de sus cuentas para aguardar la llegada del conquistador Luis Torres Llanes, quien con su ejército majestuoso ya se asoma en los ventanales del castillo de la avenida Alvaro Obregón.

¿Se vale el “no es mi bronca”? Porque Claudia Granados debe comprender que el Ayuntamiento es en todas las circunstancias una instancia activa y obligada a la reacción responsable, a menos que ya quieran entregarle los juegos de llaves al presidente electo. Supongo que no.

La imagen de México está en juego, y en lo sucesivo los pactos de hermanamiento deben ser tomados en serio. La lección debe ser asimilada por la comitiva victoriosa de Torres Llanes, quien hasta el 30 de septiembre recibirá el bastón de mano del priista Abuxapqui, cuyo equipo ha descuidado sus tareas más elementales en áreas tan sensibles como la Secretaría General que estuvo en manos del ahorrativo Jorge Aguilar Cheluja.

3 comentarios

  1. Claudia Granados nunca soluciona nada, vamos ni siquiera te escucha. bueno pero es cortada con la misma tijera que los otros «funcionarios» de esta administración saliente.

  2. El pueblo está arto por no decir otra cosa de mentiras y embustes de los gobernantes, esperemos que en esta ocasión con los que próximamente entrarán a gobernar el municipio, nuestra Capital Chetumal luzca como lo que debe de ser una ciudad bonita, limpia, con calles bien pavimentadas con cemento (hidráulico) y no porquerías que hacen que solamente duran en tanto cae la primera lluvia para que quede peor que antes que supuestamente repararon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba