Principales

La roca de Abuxapqui

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal
.

Como en el mito griego de Sísifo, el alcalde capitalino Eduardo Espinosa Abuxapqui se encuentra como al inicio de su gestión, con la roca en la falda de la montaña y obligado a empujarla de nuevo hasta la cumbre. Y los autores intelectuales de este castigo son sus antecesores priistas Andrés Ruiz Morcillo y Carlos Mario Villanueva Tenorio, cuyos malos manejos reprochó a puño limpio.

El cobro de cuotas obrero patronales atrasadas con el IMSS redujo los ingresos por participaciones federales, sanguinaria poda –la jota al inicio de esta palabra no desentona – equivalente a una sangría practicada a un anémico postrado en el catre.

Abuxapqui fijó su postura ante la tempestad actual, arrodillándose y clamando pero sin consentir a sus antecesores que dejaron a la Comuna “a pique con calificaciones crediticias que la tenían muy limitada”. Y ahora por el cobro del IMSS tiene que lidiar con un “episodio de mucha complejidad”, como al inicio de su segunda gestión.

Por ello dudo mucho que Abuxapqui tenga en su oficina los retratos de Andrés Ruiz Morcillo y Carlos Mario Villanueva colocados en un altar. Porque en todo caso los tendría para practicar el lanzamiento de dardos.

El alcalde admitió que “las necesidades de operación de la Comuna son muy reducidas”, y la presión disminuyó por la reestructuración de 320 millones con la institución financiera Interacciones – efectuada en febrero pasado –, “cantidad de una deuda heredada por los malos manejos financieros de los últimos dos gobiernos municipales”.

“Con estas condiciones y estructura de interés, el municipio en un plazo de 20 meses dejará de erogar alrededor de $40 millones de pesos en servicio de deuda pública, lo cual constituye una ventaja, principalmente en este momento”, aseguró el alcalde que pretende continuar en la carrera por la candidatura más valiosa por ser pasaporte automático a la Casa de Gobierno.

Abuxapqui sabía lo que le aguardaba, pero le han brotado cráteres más peligrosos que la plaga que azota a la capital. Y ahora el alcalde tiene que empujar de nuevo su roca en la montaña, y no tiene de otra porque sus intereses están fuera de Palacio Municipal, con un abanico de opciones que pretende abrir al límite.

2 comentarios

  1. y con los dos hambrientos de dinero que tiene a su lado, Cheluja y Martín Muñoz, que llenado sus arcas y lo seguirán haciendo hasta donde se les permita

  2. Solo voy a dejar una pregunta al aire. ¿Es correcto que el presidente municipal se queje o acuse a sus antecesores de malas cuentas cuando fue el quien se las aprobó en el congreso del estado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 19 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba