Principales

Las culpas de un tibio dirigente sindical en Chetumal

Chetumal, 6 septiembre
Especial

El retraso en la entrega de retenciones sindicales por parte de las autoridades del Ayuntamiento de Othón P. Blanco es responsabilidad del secretario general del Sindicato, Juan Pablo Ley Moo, quien dejó pasar tres meses sin exigir la entrega de estas aportaciones.

Pablo Ley se mostró “tibio” el tiempo que duró el ex presidente municipal Luis Torres Llanes, quien pudo mangonear a su antojo al líder de los trabajadores, al grado de deberle más de tres meses de cuotas sindicales, unos 6 millones de pesos.

Ahora que María Luisa Alcérreca Manzanero reemplazó a Luis Torres Llanes en el cargo, la alcaldesa emergente le recordó a Pablo Ley que ella no ha hecho trató alguno con él: “los tratos hechos con Luis son de ustedes, yo me apegaré a la ley”.

Para cubrir las anomalías de su gestión, ahora Juan Pablo Ley realiza este jueves un paro laboral ilegal, ya que nunca notificó a las autoridades algún aplazamiento de huelga; apenas este jueves ha anunciado que hará este trámite de rigor ante las autoridades respectivas.

Además de verse imposibilitado de exigir las 200 plazas sindicales, un bono de fin de gestión  y el pago de compensaciones, pues en el contrato colectivo de trabajo estos conceptos no están previsto en el trato con las autoridades; solo pudiera exigir las retenciones sindicales que a criterio de la edil María Luisa Alcérreca son de tres quincenas que equivale a  cerca de tres millones de pesos y no más de seis millones de tres meses que según el líder se les debe.

Consultando al presidente de la comisión de prevención y trabajo del Cabildo, Martín Muñoz Tun, expresó que la administración municipal ha cumplido en sus posibilidades  con las percepciones de ley de los trabajadores, quedando solo a deber la entrega de las cuotas sindicales, las cuales tienen que ser dadas antes que finalice la administración porque son retenciones directas que hace la autoridad del sueldo de los trabajadores,  y si Pablo Ley Moo no lo hizo en tiempo y forma es responsabilidad solo de él por no haber cumplido con sus obligaciones como secretario general.

Todo parece indicar que los cerca de mil trabajadores sindicalizados están siendo llevados a un despeñadero  por su líder, quien en lo “oscurito” hizo tratos con el anterior presidente municipal, Luis Torres Llanes, quien abandonó la silla para ser candidato a la diputación federal por el segundo distrito, impulsado por la coalición PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Pero Luis Torres fue derrotado por la morena Patricia Palma Olvera.

Los manifestantes cerraron el acceso al basurero municipal, lo que obligó a las autoridades a acceder a realizar una reunión para las primeras horas de este viernes; los trabajadores en rebeldía exigen el pago de los tres meses de retenciones sindicales, incluyendo el mes de septiembre, si no les cumplen volverán a plantarse en sus fuentes de empleo.

Un comentario

  1. ahi esta el dinero de la campaña de torres ahi estan sus millones jaja, en las obras al vapor como las modificacones en palacio municipal, funerario, el monton de aviadores que estan aparenciendo y el año de hidalgo para que no hacemos estan con el voto de castigo como no gano el chino hay que chingarce lo que se pueda, sin mecionar a todos los basificados aviadores y que les aumentaron sueldo en nomina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − cinco =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba