Principales

Las lecturas del Informe

Tiro Libre

Anwar Moguel
Novedades  Chetumal
.

Sucedió lo que se esperaba: el IV Informe del gobernador Roberto Borge Angulo estuvo cargado de alta tensión política acorde al efusivo momentum pre electoral que se vive en el estado, y los mensajes “cifrados” volaron por todo el recinto del Centro Internacional de Negocios y Convenciones de Chetumal, que solo cobra vida justamente en este tipo de eventos gubernamentales.

Pero no nos desviemos del tema. Roberto Borge puso toda la carne al asador para demostrar que, a pesar de que el momento de su partida se acerca, su fuerza política sigue tan vigente como cuando asumió el cargo.

borge  5 informe 9Y aparentemente lo logró. El gobernador quintanarroense de 35 años de edad rindió su Informe ante once gobernadores, algunos de gran peso como el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, o el nuevoleonés Rodrigo Medina, y otros de triste reputación, como el jarocho Javier Duarte, que se encuentra sorteando un temporal por el asesinato del fotoreportero Rubén Espinosa y de la activista Nadia Vera.

Además de la oncena de mandatarios lo acompañaron los gobernadores electos de Colima y Guerrero, José Ignacio Peralta y Héctor Astudillo, así como el Secretario de Turismo, Enrique de la Madrid -quien representó al presidente Enrique Peña Nieto- y el mero mero del PRI nacional, Manlio Fabio Beltrones.

De hecho fue justamente Manlio Fabio quien acaparó los reflectores en todo momento. A su llegada al lobby-recepción del recinto fue asediado por los reporteros locales ansiosos de arrancarle alguna declaración que pudiera ser interpretada a favor o en contra de alguno de los aspirantes a la gubernatura, y en el interior del centro de convenciones fue asediado pero por los mismo políticos priistas que lo mimaron con apapachos.

No pasó desapercibido que Beltrones llegó escoltado por el dirigente estatal del Tricolor -y también aspirante a la gubernatura- Raymundo King de la Rosa, lo que más de uno interpretará como un punto a favor del ex diputado chetumaleño.

Roberto Borge hizo su arribo minutos después de Manlio Fabio, acompañado del titular de Turismo, Enrique de la Madrid, hecho que conlleva una profunda lectura política, pues el mandatario quintanarroense ha destacado por ser uno de los principales impulsores de la industria sin chimeneas.

Pero fue el discurso del gobernador lo que más llamó la atención, y no precisamente por la andanada de cifras y estadísticas a las que la mayoría no pone atención. Fue su definición, más clara y completa sobre el “quintanarroismo” lo que nuevamente movió el ambiente político en el estado.

Roberto Borge respondió a la polémica generada por su anterior discurso y puso los puntos sobre las íes de lo que es y lo que no es ser quintanarroense al margen de la cuadrada definición constitucional, con un irrefutable argumento basado en la percepción social.

Palabras más palabras menos, el gobernador dijo que es quintanarroense aquel que vive dentro del estado y lo defiende. Aquel que ha hecho su vida aquí y que está comprometido con aportar para su crecimiento. Es quintanarroense aquel que a diario palpa la realidad de la entidad.

Y por si quedara alguna duda, remató con una aseveración clara y concisa: “Con el corazón de quintanarroense les digo, tenemos proyecto y vamos por el camino correcto de la unidad. Quintana Roo para los quintanarroenses. ¡Que viva Quintana Roo!”.

El mensaje ni siquiera estuvo codificado, y fue escuchado perfectamente por los “seis caballos” que están dentro del mencionado proyecto y de la mencionada unidad, pero no por el aspirante en discordia, Carlos Joaquín González, quien como era de esperarse no estuvo presente. Ni él, ni su influyente hermano, el ex gobernador Pedro Joaquín Coldwell, que prefirió enviar como representante a Efraín Villanueva Arcos.

Borge ya puso sus cartas en la mesa y lo hizo con la fuerza que amerita el caso. Ahora viene lo bueno…

Contacto: politicaqr@gmail.com

Un comentario

  1. ¿Rodrigo Medina, gobernador de peso? ¿Pero qué no está a un paso de terminar en la cárcel?

    No hay que equivocarse: Raymundo y Manlio llegan juntos, ¿y qué? ¿Será porque ambos son presidentes, uno estatal y otro nacional, del partido? Que eso suceda no es sino mero protocolo, requisito, vaya. No entiendo esa insistencia por fabricarle a Raymundo una supuesta relación de íntima cercanía con MFB.

    Fuera de eso, está claro que hay tres contendientes, ni uno más, ni uno menos. Se da por hecho, también, que las grillas que puedan hacerse acá en el patio resultarán innecesarias cuando se tome la decisión, aunque los Óscares González, Romanes Trejos, Vázquez Handalles, Callejos y demás juren que tienen entre sus manos el preciado hilo negro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 + 15 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba