Lección para Perla

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

Encerrada tras los muros de su ofensiva egolatría, la polémica alcaldesa panista de Cozumel, Perla Tun Pech, enfrenta un destino incierto para el 2018, pues su “estilo” rudo de gobernar y su agrio carácter han terminado por alejarla de todo y de todos, provocando el desencanto de su propio partido que ya no la respalda en el discurso y amenaza con impedir la posibilidad de su reelección.

El alejamiento del PAN es justificado, ya que Perla Tun no respetó acuerdos ni trabajó en equipo con el partido, haciéndose del control total de los hilos del Ayuntamiento con funcionarios contratados por ella –algunos procedentes de otros estados– y despreciando a los militantes panistas que la apoyaron en su campaña.

Con la soberbia desmedida que la caracteriza, inició una guerra contra los dos cuadros mejor posicionados del blanquiazul en la isla de las golondrinas: los diputados locales Gabriela Angulo Sauri y Jesús Zetina Tejero, a quienes ha puesto más de una zancadilla intentando impedir que realicen cualquier actividad en Cozumel que le haga sombra, aunque estas sean en beneficio de sus gobernados.

Con más oficio político, sus correligionarios han optado por no caer en una confrontación directa para no dañar más las posibilidades del partido en 2018, pero han hecho patente su molestia por el autoritarismo y la berrinchuda actitud de la alcaldesa ante los dirigentes del PAN en más de una ocasión.

Pero los pleitos de Perla Tun no se han quedado en su comarca perliana, sino que incluso se ha atrevido a ponerse a las patadas con Sansón, confrontándose con el gobernador Carlos Joaquín González.

La tensión entre Perla y el mandatario llegó a su pico luego de que Doña Perla se negara a recibir cinco patrullas donadas en comodato por el gobierno estatal para la Policía Municipal, aduciendo una sopa de tecnicismos legales.

Y fue más allá: utilizando a sus subalternos difundió la versión de que toda la entrega de patrullas fue “pura simulación”, y que no las han recibido porque estas fueron entregadas simbólicamente.

La contundente respuesta del gobernador Carlos Joaquín no se hizo esperar, y lo hizo a su estilo: no con palabras, sino con hechos. Este martes la Secretaría de Seguridad Pública anunció que el próximo 15 de diciembre se instalará un centro de operaciones de la Policía Estatal en Cozumel, con 15 patrullas para las labores de seguridad.

Una lección de autoridad y de política para la obstinada alcaldesa, y un mensaje que puede convertirse en el epitafio para su ambición de reelegirse.

Deje un comentario

dieciseis + 4 =