Principales

León Ruiz también desprecia a quintanarroenses

Sin Anestesia
.

En un acto de traición y desprecio hacia los profesionistas quintanarroenses, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, José Antonio León Ruiz, incrustó en su equipo de trabajo en los primeros días de su gestión a un polémico abogado oaxaqueño sin arraigo en la entidad, al que nombró por sus pistolas como director del Centro de Convivencia Familiar Supervisada en agravio de los aspirantes locales, que una vez más fueron desplazados para favorecer a un foraneo.

Con el perfil bajo que lo caracteriza y sin hacer mucho ruido, Antonio León, chetumaleño por derecho de antigüedad y de quien se esperaba podría levantar la alicaída imagen del Poder Judicial, realizó el pasado 25 de octubre los primeros movimientos dentro de la estructura de ese poder gubernamental, entre los cuales resaltó el nombre de Mario Enrique Herrera Carrasco, un virtual desconocido que arribó a la dirección del Centro de Convivencia por orden del mandamás del Tribunal.

La designación de este abogado foraneo pasó desapercibida, hasta que las madres de niños y niñas que acuden por mandato judicial cada fin de semana al Centro de Convivencia empezaron a quejarse por algunos cambios en el reglamento ordenados por el nuevo director a los que calificaron como denigrantes e indignos, ya que les quitaron el derecho a permanecer en la sala de espera y las obligan a salir del edificio, sin importar las condiciones climáticas.

Estas denuncias, en poder de Periodistas Quintana Roo, motivaron a investigar quién era el nuevo director y de donde venía, y ¡oh sorpresa!, resultó que el susodicho Mario Herrera Carrasco es un abogado que vive de la polémica y de abanderar “causas” para sacar raja política.

El más reciente antecedente de este colaborador de José Antonio León es de apenas meses atrás, cuando se ostentaba como dirigente del “Frente Único de Ahorradores Defraudados de Oaxaca”, y después se autonombró líder nacional de de defraudados por cajas de ahorro.

Con esta bandera, de Oaxaca -estado del que dice ser amante en su perfil en redes- se movilizó a otras entidades en plan de “grilla”, aunque en Quintana Roo no se supo nada de él.

También preside -o presidió, quién sabe- la fantasmal Fundación para la Inclusión y el Desarrollo A.C., la que por supuesto él mismo fundó para sus fines políticos.

Sus antecedentes están a la vista en medios periodísticos de Oaxaca, en redes sociales que dan fe de su activismo y movilizaciones y en una página web donde se promociona: www.marioeherrera.com; en todos ellos no hay una sola evidencia de que haya trabajado, aunque sea de pasadita, en Quintana Roo.

A pesar de ello el titular del Poder Judicial le ofreció un puesto lo suficientemente atractivo para hacerlo abandonar su activismo nacional y a Oaxaca, el estado de sus amores, para venir a radicar a Chetumal, mientras que los cientos, quizá miles de abogados y profesionistas locales siguen sin oportunidades de conseguir empleos dignos.

Lo que más enca…nija, es el cinismo y la falta de tacto de José Antonio León, que fue testigo de la furia ciudadana por la invasión de funcionarios poblanos y de otros lares en la burocracia estatal, y aún así le valió tres pepinos el imponer a su cuate oaxaqueño en un puesto de lujo.

¿Y así quiere, señor magistrado, componer la mala imagen del Tribunal?

5 comentarios

  1. El hecho es que no le interesa en lo mas minimo mejorar la imagen del Tribunal, el ha demostrado con esta accion, que esta para servirse y nada mas, no es ni mejor que los anteriores, es peor.

  2. Cambio? como sueñan con un cambio si a quien eligieron nacio de la misma cuna que los anteriores, que han dañado al pais y al Estado, tan es asi que al dia de hoy no ha renunciado a su partidismo, es mas, su finalidad es desalentar para que vuelvan a eligir y confiar en los de su partido.

  3. y si yo le contará que su sueldo es mucho mayor de lo que un juez tradicional percibe… y casa fin viaja a Cancún.. no por su humilde bmw si no por la línea área oficial… sería peor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × tres =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba