Principales

Los malhechores no temen a nuestras policías

Chetumal, 12 de julio
Especial

Se nota que el crimen organizado no teme a las autoridades policiales; lo ha dejado muy claro este pasado miércoles, con el asesinato de un elemento de la fuerza procesal ejecutado en su domicilio a plena luz del día y que estaba comisionado con un alto funcionario estatal.

La población se cuestiona, ¿si eso le hace a un policía con la preparación de defenderse, que le haría a un ciudadano que no tiene arma,  ni cuenta con la capacitación para defender a su familia y propiedades.

Este hecho no se debe de echar en saco roto, por el contrario, debe obligar a las autoridades procuradoras de justicia a dar con los culpables, y más a los compañeros del elemento asesinado a redoblar esfuerzos para combatir el hampa que hoy parece haber llegado a Chetumal a fincar sus reales.

El hecho de que el Secretario de Seguridad Pública, Jesús Alberto Capella Ibarra, no haya estado presente en los honores al policía caído, lanza una mala señal para la tropa, porque en este momento no hay que dejarlos solos con los malhechores, sino que deben encabezar la lucha en contra del flagelo que se ha vuelto la inseguridad en el estado y que ya está llegando o llegó a la ciudad capital del estado.

Chetumal y Bacalar son los centros de “descanso” para los integrantes del crimen organizado que trabajan en la zona norte, pero al ver la poca capacidad policial aprovechan un nicho de oportunidades para su lucrativo negocio.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 3 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba