Principales

Luis Torres mantiene en la nómina al intocable Eliseo Bahena, señalado por acoso sexual

Demandado en 2019 ante la Fiscalía General del Estado por acoso sexual y agredir verbalmente a sus empleadas, a su paso como encargado del despacho en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpe), Eliseo Bahena Adame permanece en la nómina pese a una recomendación tajante de la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado.

Luis Torres está protegiendo a Eliseo, cuyos antecedentes son de cuidado. Y permanece en la nómina con corte al ocho de abril de 2022, aunque oficialmente ya no labora ahí, una mentira insostenible porque en documentos verificados aparece como “asesor de la Sedarpe del 1 de agosto de 2019 a la fecha”.

En los hechos, Eliseo tiene nivel 300 de director pero no trabaja, porque permanece en Felipe Carrillo Puerto –municipio que gobernó de 2005 a 2008 como perredista– y en los hechos es “aviador”, protegido por Luis Torres Llanes como titular de la Sedarpe.

Va el antecedente:

Empleadas de la Sedarpe narraron en 2019 entonces el vendaval de humillaciones con tintes de acoso sexual, insinuaciones subiditas de tono y agresiones infames, como “el culito del jefe”, “era la nalga mayor de Pedro Pérez”, “ganado”, “esa pendeja”, “huevona”, “una perra”, según mi columna del 21 de junio de 2019 intitulada “Eliseo Bahena, un acosador lépero en la Sedarpe”.

Joana Maldonado publicó en La Jornada Maya que el 17 de junio de 2019 Eliseo Bahena –exalcalde perredista de Felipe Carrillo Puerto– y su secretario particular, José Francisco Texocotitla Beltrán, fueron demandados por una empleada por hostigamiento sexual y laboral, lo que consta en el expediente 3440/2019.

En documento presentado al Instituto Quintanarroense de la Mujer –detalla Joana Maldonado–, Eliseo Bahena al poco tiempo de haber sido nombrado encargado del despacho “le propuso ser su sugar daddy, a lo que hizo caso omiso”. Y siguió con sus “comentarios morbosos y groseros”.

Al no ceder al hostigamiento permanente, el secretario particular de Eliseo inicio el acoso laboral y “la acorraló para amenazarla, advirtiéndole que tenía que soportar, aguantar, acceder y ser sumisa a todas las cuestiones de índole personal y que su actitud no ayudaba”.

Incluso la víctima fue entrevistada por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas en el Estado y presentó su queja ante la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo, pero dicha Comisión ha sido un vampiro chimuelo porque en la Sedarpe se han pasado por el arco del triunfo su recomendación, inofensiva a la luz de los hechos.

Este es el grave antecedente de Eliseo, cuyo secretario particular fue vinculado a proceso por hostigamiento sexual y lesiones dolosas. Fue recluido en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de nuestra capital.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 + tres =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba