Principales

Magda Lozano, ¿al servicio de Carlos Joaquín o de Mara Lezama?

Magda Lozano Ocman ha sido designada comisionada presidente del Instituto de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Idaipqroo), un organismo que con descaro y cinismo ha sido puesto al servicio del gobierno del estado, atentando contra la filosofía de apertura y real transparencia presumidas en el hipócrita discurso oficial.

Este Instituto ha sido un paraíso todo incluido para sus comisionados que no tienen funciones trascendentes, porque la protección de datos personales no reclama una burocracia con sueldos de lujo, anclada en sus costosas oficinas del Bulevar Bahía.

Pero Magda Lozano tiene la oportunidad de recuperar a este Instituto para ponerlo al servicio de los quintanarroenses y cometerá un costoso error si se ofrenda al servicio del gobernador Carlos Joaquín o de la gobernadora electa Mara Lezama, o de ambos si Carlos Joaquín salta a una posición que le brinde el Presidente Andrés Manuel López Obrador en el ramo del turismo.

La nueva titular del Instituto más ocioso de todo el organigrama gubernamental tiene que presentar e impulsar un plan de trabajo que justifique el presupuesto asignado que hace más falta en áreas vitales, como la educación, la salud y el apoyo a los desamparados.

El Instituto ejerce este año 48 millones 954 mil 752 pesos. Una barbaridad de millones, pero fuentes internas revelan que su antecesor Orlando Espinosa Rodríguez se gastó hasta el último centavo del presupuesto y no hay ni para la nómina, pagos a proveedores y hasta para la renta de la oficina.

Juran que Orlando le dejó en blanco la chequera y a Magda no la calienta ni el sol con su relajante brisa de la bahía chetumaleña, pero habrá que conocer el resultado oficial de su revisión en los intestinos del monstruo dormilón.

Pero aquí lo que importa es la recuperación de un Instituto que ya no debe ser celoso guardián de la caja fuerte del gobierno del estado donde oculta con tres candados –como “la puerta negra” remachada de los Tigres del Norte– datos de interés público, convirtiendo a este aliado de la transparencia en uno de sus mayordomos de etiqueta más confiables.

Por ello Magda Lozano tendrá que aclarar si está al servicio de los quintanarroenses o del jefe en turno en Palacio de Gobierno, porque si abraza esta segunda y cómoda opción no tiene sentido seguir alimentando a este Instituto gubernamental en “temporada de vacas flacas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba