Principales

Mara, la dictadora que viene

Ajuste de Cuentos

Ángel Solís

Nunca antes en la historia de Quintana Roo un candidato a la gubernatura había tenido tantos negativos, números que han sido expuestos públicamente por el partido Morena que la abanderará, pese a que todos saben que ella es Verde hasta la médula. Este rechazo ciudadano que enfrenta desde ahora la alcaldesa cancunense Mara Lezama Espinosa crecerá día con día y la única manera que podrá sostener su gobierno será convirtiéndose en una dictadora para acallar las voces críticas y a quienes se opongan a sus abusos, en caso de ganar la gran elección.

Las mismas encuestas presentadas por Mario Delgado –líder nacional de Morena– exhiben la fragilidad de la ex comunicadora, ya que tanto la encuesta realizada por ese partido como las tres encuestas espejo coinciden en algo: Mara Lezama cuenta con el mayor rechazo ciudadano que pueda tener un aspirante a la gubernatura.

Y que las encuestas supuestamente realizadas a mediados de diciembre de 2021 por Buendía y Márquez, Mendoza Blanco y Asociados, así como Covarrubias, tomaron una muestra de mil 200 entrevistas cara a cara en viviendas de 100 secciones electorales del estado. En las cuatro encuestas prácticamente tres de cada 10 personas de esos pocos más de mil personas tienen una opinión negativa de la inminente candidata Morena-Verde por sus excesos e insultante riqueza que ha acumulado en estos poco más de tres años al frente del ayuntamiento de Benito Juárez en Cancún.

No tienen que ser especialistas para darse cuenta que usaron a Laura Beristain Navarrete para ocultar el rechazo ciudadano hacia la alcaldesa cancunense, pero ni así los números cuadran porque es imposible que en esa misma encuesta Mara Lezama tenga casi 30 por ciento de opinión Negativa por parte de la ciudadana y la vez tenga 20 por ciento de opinión positiva, cuando la ex alcaldesa playense presenta esos mismos 30 por ciento y tan solo un 8 por ciento positivo. Claramente se ve que inflaron y manipularon la encuesta.

Ante este negro panorama para la Mafia Verde, el grupo de asesores chilangos que rodea y mantiene en una burbuja a esta señora ya trabaja en un plan para acallar las voces y utilizar las instituciones que deben velar por la seguridad y los derechos de la ciudadanos, imponiendo desde ahora a personajes no solo afines a la todavía alcaldesa, sino también socios y cómplices.

Una de ellas sería la ex diputada local Judith Rodríguez Villanueva, a quien pretenden imponer en la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Quien presidía en el Congreso esa Comisión no solo dio la espalda a las víctimas de la represión en el Palacio Municipal de Cancún del llamado 9N, porque las vendió a cambio de sus intereses políticos y respaldo para que ella sea la próxima titular de la Cdheqroo, con la cual la chetumaleña se convertiría en un florerazo en los próximos cuatros años a cambio de más de 80 millones de pesos de presupuesto para ese organismo.

El otro recurso con el que pretenden blindar los abusos en el próximo gobierno es imponiendo a Heyden José Cebada Rivas –síndico municipal de Cancún con Mara al frente– como presidente del Tribunal Superior de Justicia, siendo lo de menos que cuente con diversas denuncias ante la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción y pese a no contar con experiencia en impartición de Justicia. Con tales antecedentes, hoy es Magistrado del Poder Judicial y el elegido para encabezar los próximos años el TSJ.

Judith Rodríguez y Heyden Cebada comparten mucho en común, como ser amigos de la ex comunicadora y hoy aspirante a la gubernatura y el que ambos formen parte del Partido Verde, al igual que su candidata.

Los buenos tiempos de Morena se están agotando y “El Niño Verde” Jorge Emilio González Martínez lo sabe, porque el partido guinda no da para más. Los escándalos de corrupción de la familia López lo están hundiendo y Quintana Roo no será la excepción, pero quedan dos años en el poder y después de 2024 vendrán muchos cambios en la política y el país. Desgraciadamente Mara y sus Verdes amigos son lo que aguarda a los quintanarroenses si les dan el pasaporte en las urnas a ciegas.

El gobierno de Mara Lezama pinta para ser peor que el de Beto Borge; los electores están a tiempo de impedir esta nueva pesadilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × cuatro =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba