Principales

Marciano Dzul pone la vara muy alta a diez alcaldes en Tulum

Como presidente municipal de Tulum, Marciano Dzul Caamal ha derrumbado la creencia cinematográfica y política de que “segundas partes nunca fueron buenas”, al presentar logros concretos y trascendentes que están beneficiando a su pueblo. Ayer la colocación de la primera piedra de la Universidad Tecnológica de Tulum nos mostró un trabajo firme de gran visión que deja la vara muy alta a los demás alcaldes, muchos perdidos en el espacio y refugiados en las excusas y comodísimos en las placenteras aguas de la frivolidad.

Marciano Dzul fue alcalde de Tulum con la casaca tricolor del PRI y ahora se ha tatuado a Morena, siguiendo la ruta trazada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador más allá del discurso de ocasión, porque por convicción impulsa la política de la Cuarta Transformación y entrega resultados notables.

El presidente municipal asumió este compromiso en campaña y sin rodeos hizo las gestiones y logró la donación del predio para que Tulum pueda contar con su primera Universidad, un parto en marcha.

“Es un sueño, un proyecto que si bien es cierto darle el reconocimiento a nuestro gobernador por permitirnos sumarnos a este proyecto y abrazarlo como nuestro para cumplir los sueños de los jóvenes de Tulum y de todo el municipio. Esto nos llevó a trabajar en una carrera del tiempo, en una lucha de no perder los recursos que estaban destinados para levantar este proyecto que hoy estamos celebrando al estar aquí”, expresó al alcalde, acompañado por el gobernador Carlos Joaquín.

“Mi agradecimiento a todos los ejidatarios de Tulum, porque ellos abrazaron el proyecto y nos apoyaron en hacer posible la asignación de este predio”, culminó el alcalde.

La inversión requerida para la construcción de la Universidad asciende a 40 millones de pesos y esta obra en marcha fue aplaudida por Diana Bolaños Ruiz, en nombre de la comunidad estudiantil agradecida porque muchos jóvenes podrán cursar una carrera universitaria en casa, con la tregua monetaria para sus padres.

En otro flanco sobresalen los datos duros del combate a la violencia, al reducir en un 54 por ciento la incidencia de homicidios, logro conjunto con el Ejército, la Marina, la Guardia Nacional, la Fiscalía General del Estado y Seguridad Pública. Aquí llama la atención que la Fiscalía General de la República ni siquiera fue digna de mención.

Marciano dijo en su informe del pasado domingo que equipó con 20 nuevas patrullas a la corporación municipal, contrató a 148 policías para prevenir el delito en la zona maya y aumentó en un 23 por ciento el salario de los policías.

“Me llena de satisfacción informarles que todo esto lo hicimos sin endeudar al pueblo”, aclaró Marciano al enumerar las obras de alto impacto social a lo largo y ancho de Tulum.

Algunos pueden señalar que la fortaleza financiera del Ayuntamiento de Tulum permite estos logros, pero hay que tomar en cuenta el terrible ejemplo de su antecesor joaquinista Víctor Mas Tah, quien con los colores prestados del PAN y PRD fue alcalde de Tulum, siendo devorado por la violencia y la corrupción castigadas en las urnas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba