Hasta mayo de 2021 se controlaría la pandemia en Quintana Roo

Cancún, 18 julio
(Novedades Q Roo)

Los números y las matemáticas raras veces fallan, por ello es de especial importancia conocer los datos de los expertos en tiempos de crisis y aún más, en tiempos de una epidemia a escala global como el coronavirus Covid-19.

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) reveló los datos del estudio “Estimaciones del Modelo Gompertz para los Estados y Zonas Metropolitanas de México”, referentes a la pandemia en nuestro país. Los datos resultan reveladores, en especial en un hecho que la gente quiere saber: cuándo terminará la curva de contagios.

De acuerdo con el estudio, a nivel nacional la curva de contagios podría terminar hasta el 1 de junio de 2021. En contraparte, los datos revelan que el punto máximo ya se alcanzó el pasado 8 de julio.

Curva de contagios a nivel nacional:

Según el Modelo Gompertz, 15 estados concluirán la fase de pandemia en 2021:

  • Yucatán,
  • Campeche,
  • Quintana Roo,
  • Tabasco,
  • Aguascalientes,
  • Baja California Sur,
  • Coahuila,
  • Colima,
  • Guanajuato,
  • Nayarit,
  • Nuevo León,
  • Puebla,
  • San Luis Potosí,
  • Tamaulipas y
  • Zacatecas.

Además, estas entidades aún no alcanzan el punto máximo en la curva de contagios.

Pandemia terminará en Quintana Roo hasta el 2021

De acuerdo con el modelo, se prevé que el punto máximo de contagios en Quintana Roo ocurra el próximo 24 de agosto de 2020, en tanto que la curva se  “aplanaría”  o en otras palabras: la pandemia en Quintana Roo concluiría hasta el 31 de mayo de 2021.

Curva de contagios en Quintana Roo: el punto más alto de la curva de contagios ocurriría en agosto de 2020, y «se aplanaría» hasta mayo de 2021:

En tanto, Yucatán hasta el 14 de agosto de ese mismo año, y Campeche, el 20 de febrero.

Sobre el estudio “Estimaciones del Modelo Gompertz para los Estados y Zonas Metropolitanas de México”

Elaborado por Rogelio Ramos y Graciela González del CIMAT-CONACYT, es un modelo flexible que permite proyectar regiones en diferentes etapas de la pandemia, además de ser adaptable al permitir incorporar intervenciones.

Este modelo sigue la dinámica de su ecuación diferencial correspondiente, por lo que fue tomado como un modelo empírico con propiedades afines al comportamiento de una epidemia.

(Con información de Conacyt y La Razón)

Deje un comentario

dos × cinco =