Principales

Morena contra los enanos

A la guerra por la gubernatura que está en marcha le cae muy bien un duelo competido, intenso. Que esto ocurra es saludable porque obligaría al perdonavidas Morena a contemplar a su adversario con respeto, sacando a flote su fulminante estrategia y argumentos para lanzar la mejor propuesta y convencer. De lo contrario seguiremos presenciando un partido interescuadras cuya selección de candidato habrá de revelarnos el nombre del próximo amo de Palacio de Gobierno, como muchos presenciamos a fines de 1992 con el “desatape” del chetumaleño Mario Villanueva Madrid como candidato del PRI a la silla grande.

Hoy todo se limita a la danza de cuatro nombres de precandidatos inscritos de Morena: Mara Lezama Espinosa, Marybel Villegas Canché, José Luis Pech Várguez y Luis Alegre Salazar, quienes contemplan un astro amenazante: Rafael Marín Mollinedo, amigo real del Presidente Andrés Manuel López Obrador, dueño del dedo elector que elevará al paraíso a un pretendiente.

Marybel ha dado muestras de desesperación porque sabe que la ubicación de los astros la condena al no. Su padrino senador Ricardo Monreal Ávila cayó de la gracia del Presidente y ella sabe que sería condenada a ser animadora de la batalla como candidata del PRD, un Barcelona de otro tiempo convertido en el Atlante en su lucha por no descender.

Mara Lezama, José Luis Pech y Luis Alegre quedan vivos, pero sin dar por muerto a Rafa Marín porque permanece como carta visible y amenazante de Andrés Manuel si brota la ruptura y son irreconciliables las posturas de los precandidatos querendones.

Este choque en las entrañas de Morena ha relajado a los soldados de Andrés Manuel, alimentando su postura triunfalista al contemplar como enanos anémicos a sus potenciales adversarios resignados a competir a bordo de partidos tan debilitados como el PAN, el PRD y el PRI, este estancado en el desprestigio ganado a pulso por su maestría en el oficio de la corrupción

Quizá Movimiento Ciudadano pueda emerger como fuerza desafiante si su candidato es El Diamante Negro Roberto Palazuelos, quien puede crecer como combatiente novedoso con el picante de la fama enganchada a la polémica, pero necesitará muchos millones para dar una pelea digna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba