ColumnistasPrincipales

Morena va por el “carro completo”

Sandra Romero

Las principales fichas están puestas en el tablero para la sucesión gubernamental de Quintana Roo cuya elección se realizará el próximo 5 de junio y en la cual, dicho sea de paso, Morena y aliados tiene muchas posibilidades de llevarse carro completo, es decir, la gubernatura y la mayoría de los distritos electorales para conformar la XVII Legislatura.

Si bien Morena parte como favorito con el respaldo de sus aliados –el PV-PT y se le sumó FuerzaxMéxico–, la dirigencia de ese partido trabaja duro en distritos donde presentan focos rojos, por ejemplo, en el Distrito 8 de Cancún, en el cual en la elección federal del 2021 perdieron ante el Partido Acción Nacional (PAN), y donde ahora siglará candidato el Partido del Trabajo (PT).

En general Morena y aliados ganaron el distrito federal 4 con Laura Fernández (que abarca el D8), quien ahora competirá por la PAN-PRD Confianza, pero saben que deben poner mayor atención particularmente ahora que es una elección local. En ese contexto, Morena se avoca a fondo en la estructura que los representará, pero con aliados fieles y convencidos del movimiento, no de advenedizos que a la primera de cambio los traicionen.

Y es que el partido político que no cuente con estructura electoral el llamado día “D”, entiéndase el día de la elección, no tiene nada que hacer puesto que la estructura es aquella que le cuidará los votos y los representará ante las autoridades electorales, estará pendiente del cómputo de los mismos y los defenderá ante posibles fraudes.

En resumen, Morena y aliados parten como favoritos en la contienda electoral, pero saben que no será un día de campo y se preparan para ello, para ganar los 15 distritos uninominales y aterrizar los programas sociales desde lo local, que abandera la 4T.

Listos aspirantes a inquilinos de Casa de Gobierno a partir del 25 de septiembre
 Joaquín Quiroz

Casa de Gobierno de Chetumal y Cancún tendrán nuevos inquilinos a partir del 25 de septiembre próximo, y están ya apuntalados quienes irán en busca de esta vacante de gobernador o gobernadora, por un quinquenio que tendrá de duración la próxima administración quintanarroense.

Apuntados y listos para ir de campaña (hasta el momento) Mara Lezama Espinoza por PVEM, MORENA, PT, FXM; Roberto Palazuelos Movimiento Ciudadano; PAN-PRD-PC Laura Lynn Fernández Piña y por el PRI Leslie Angelina Hendricks Rubio, en tanto el partido MAS no ha lanzado aún candidato o candidata.

Un escenario interesante: una Mara Lezama con una fuerte marca política como MORENA, con el cobijo de un partido como PVEM, el respaldo de diversos grupos de poder estatal, saliente de dos campañas ganadoras, gobernando la principal ciudad de Quintana Roo, única edil que fue reelecta en el 2021.

Un Roberto Palazuelos con una alta exposición mediática, quien seguramente tendrá un disruptivo discurso, ya que en su mensaje lo mismo atacará a la 4T, al gobierno estatal y a sus contrincantes y sus partidos sin empacho alguno, con una marca política nueva y buscando replicar en Quintana Roo los triunfos de Nuevo León y Jalisco y lograr lo que en Campeche no se pudo.

Una Laura Fernández que andará de pepena electoral, levantando todo lo que desechen en los demás partidos, buscando a los que no fueron tomados en cuenta en este sexenio, reclutando a los “anti-Maristas” y “anti-Palazuelistas” y “Anti-Joaquinistas” y los que no fueron contemplados en los demás partidos y en una guerra en la que según sus modos y forma todo vale en su lucha del poder por el poder.

Y hasta muy allá una Leslie Angelina Hendricks, haciendo una campaña más, para perder como en las que últimamente el PRI es experto, y ella sumaría dos derrotas personales consecutivas más en el terreno político, por lo que es más un membrete o invento sin pena ni gloria esta candidatura tricolor.

Cada cual de los tres primeros mencionados tiene debilidades y fortalezas y el pronóstico es reservado, ya que si bien los números de MORENA y del presidente López son altos en Quintana Roo favorecen en mucho a Mara Lezama, la popularidad de Palazuelos no es algo para minimizar y el juego sucio que sabe manejar bien Laura Fernández es también un foco de atención.

La o el ciudadano que con su voto lleve a la principal oficina del Poder Ejecutivo a cualquiera de estos personajes tiene una variada oferta, distintos colores partidistas, hechuras y trazos, pero habrá también que ver cómo quedarán conformadas las fórmulas rumbo al Congreso del Estado que cada partido lleve.

Ya que las candidatas o candidatos a diputados locales serán importantes recolectores de votos para sus respectivos candidatas o candidato ancla, y los sufragios por las y los legisladores locales representan cuando menos entre 50 y 80 mil votos en conjunto de los 15 distritos para quien ocupe la gubernatura.

En este escenario es difícil apostar por el voto cruzado, ya que a diferencia de otras ocasiones irán en combo quien vaya para la jefatura del Ejecutivo estatal con los abanderados y abanderadas al Congreso del Estado, y para el elector será muy común votar el mismo partido o alianza para gobernador (a) y diputados (as).

BALAS PERDIDAS…

El rey de FITUR 2022 indiscutiblemente es el presidente municipal de Tulum, Marciano Dzul Caamal, quien llegó al citado escaparate turístico mundial representando a la marca Tulum y lo colocó en los ojos del mundo, atendiendo una interesante y vasta agenda que atraerá importantes aportaciones para el noveno municipio, traducido a inversiones y ocupaciones.

Con una puntual cobertura de su estancia en Madrid de Marciano Dzul, hecha por su vocero Adán Quintanilla Ávila, quien logró que el reconocido periodista Alberto Peláez el mexicano más español que hay entrevistara al edil Marciano Dzul sobre Tulum su proyección turística y trabajo, importante escaparate de difusión al que no cualquiera entra. Enhorabuena por estas gratas noticias para Tulum y sus autoridades. Buen trabajo en la madre patria de Dzul Caamal y sus colaboradores.

El PES, con posibilidades de volver a la vida, abriría otro flanco electoral
Anwar Moguel 

Utilizando como precedente la reciente decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que permitió a los partidos MAS y Confianza por Quintana Roo mantener sus registros por un vacío en la legislación local, el Partido Encuentro Social (PES) se lanzó con un último recurso ante el Tribunal electoral local que, de encontrar eco en los magistrados, le permitiría regresar del más allá al más acá justo a tiempo para entrar en la contienda. 

Su destino será decidido este lunes en una sesión mañanera del Teqroo, donde, dicen los interesados en revivir al partido, perciben “buenas vibras” de los magistrados electorales tras lo sucedido con el MAS y CQ, que recuperaron sus registros en los tribunales federales después de que el Teqroo les diera palo. 

Y si, como anticipan los Pesistas, salen del purgatorio político en el que se encuentran desde enero del año pasado, cuando perdieron el registro, se abriría otro boletito más para la gubernatura, donde ya apuntan como un posible aspirante al evangélico Nivardo Mena Villanueva, entre otros personajes. 

No sería descabellado, ya que Nivardo Mena después de perder la pulseada en Movimiento Ciudadano que se decantó por la figura del “mirrey” Roberto Palazuelos, ha estado en negociaciones con el MAS, aunque sería una candidatura contra natura al tratarse del partido que lo echó de la presidencia municipal en Lázaro Cárdenas. 

Así que, en el costoso juego de la democracia en el que nadie se quiere quedar fuera de las prerrogativas, podríamos ver el renacer de otro partido local que vendrá a ser una opción más en la boleta el próximo mes de junio, aunque su papel -como el de otros muchos de la chiquillada- sea principalmente atomizar el voto. Hasta allí. 

Campo minado

Al estilo Cuauhtémoc Blanco, Palazuelos puede hacer la diablura
Javier Chávez Ataxca

A principios de noviembre de 1998 todo Quintana Roo y hasta el Presidente Ernesto Zedillo daban por hecho que tendríamos a la cozumeleña Addy Joaquín Coldwell como primera gobernadora, obviamente priista. Era un mandato del monarca de Los Pinos, pero el gobernador Mario Villanueva maniobró en el proceso interno para impulsar a Joaquín Hendricks Díaz y arruinarle el fiestón a su comadre Addy, hermana del exgobernador Pedro Joaquín Coldwell.

Hasta la tarde de este viernes se daba por hecho un enfrentamiento entre mujeres cancunenses por el trono de las ambiciones: Mara Lezama Espinosa, Laura Fernández Piña, Leslie Hendricks Rubio –esta en plan testimonial por el PRI– y Marybel Villegas Canché –senadora de Morena–, quien tenía en su poder la candidatura en Movimiento Ciudadano pero “se rajó” de último minuto, obligando a los del partido de Dante Delgado a modificar sexo en Aguascalientes para postular al actor Roberto Palazuelos, “El Diamante Negro”.

Este “Diamante” puede ser el “caballo negro” si activa una campaña con una estrategia que impacte en el blanco, un color que es apellido de un tal Cuauhtémoc que gobierna en Morelos y que fue impulsado por la popularidad y la polémica que también envuelven al hijo adoptivo de Tulum cuya arrogancia tiene que dosificar para entrar en zona de competencia, evitando el reinado de la primera Emperatriz del castigado Caribe mexicano desangrado hasta en el exclusivo Xcaret.

La alcaldesa cancunense Mara Lezama es favorita por el peso aplastante de Morena, sí, pero esta marca no es invencible y ya probaron el purgante en Nuevo León y escaparon de la humillación en Campeche. Laura Fernández se asoma como peligrosa adversaria de la coalición PAN-PRD y Palazuelos zarpa en tercera posición con “la naranja mecánica”. En otro flanco anticipan que Nivardo Mena Villanueva –exalcalde de Lázaro Cárdenas– será candidato del partido local Movimiento Auténtico Social (MAS), de Cecilia Loría Marín.

Pues hay tiro, como dicen en el Barrio Bravo de nuestra capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × cinco =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba