Muere cuidador de carros baleado en Chetumal

Chetumal, 13 marzo
Ricardo Jesús Rivas (Por Esto QRoo)

El cuidador de carros que fue baleado durante la madrugada del domingo por sujetos desconocidos a las afuera de la disco Rock Shots Café, falleció minutos antes de la medianoche, derivado de las lesiones que sufrió por proyectil del arma de fuego.

Poco antes de la medianoche, Alan Adrián de la C.P., de 30 años, de oficio cuidador de carros, falleció en una cama del Hospital General. Los especialistas que lo atendieron informaron de su muerte poco antes de las 24:00 horas a los agentes de la Policía Ministerial.

El cadáver fue trasladado al Servicio Médico Forense para la necropsia de ley, donde tras los exámenes de rigor se estableció que la muerte derivó de una asfixia por hipoxia consecutiva a shock hipovolémico por la herida que le ocasionó el proyectil de un arma de fuego penetrante en el tórax.

Como se recordará, ayer alrededor de las 05:00 horas, Alan Adrián de la C.P., de 30 años de edad, de oficio cuidador de carros, se encontraba en las afueras de la discoteca Rock Shots Café, ubicada en la avenida Benito Juárez entre Carmen Ochoa de Merino y Othón P. Blanco, cuando presuntamente un cliente del centro nocturno comenzó a agredirlo verbalmente.

El agresivo sujeto era acompañado por otros dos individuos, los cuales intentaron golpear al joven cuidador de carros, por lo que el agraviado trató de disuadirlos de sus acciones.

Envalentonados por el alcohol, los sujetos comenzaron a perseguir al “viene viene”, quien tuvo que correr para evitar las agresiones; sin embargo, fue perseguido por los tres sujetos en un vehículo de color gris, aparentemente un Volkswagen Jetta, dándole alcance sobre la avenida Independencia entre Carmen Ochoa y Othón P. Blanco, donde presuntamente le dispararon en tres ocasiones.

Desafortunadamente, uno de los proyectiles alcanzó a Alan Adrián, pero continuó corriendo por su vida, aunque se desplomó en la avenida Othón P. Blanco entre Independencia y Juárez, casi frente a un lavadero de automóviles.

Los agresores huyeron del lugar cobardemente, sin embargo, testigos de lo que sucedido dieron aviso a las operadoras del número de emergencias 911, quienes enviaron a paramédicos de la Cruz Roja Mexicana y a elementos de la Policía Municipal Preventiva, así como policías ministeriales.

Cuando los socorristas llegaron, atendieron al lesionado, pero debido a sus lesiones lo trasladaron de urgencia al Hospital General para su atención médica, donde este día se reportó el fallecimiento del humilde trabajador.

Deje un comentario

dieciseis + 9 =