Municipio de OPB no cubre indemnización por trabajador fallecido

Chetumal, 12 enero
Miguel A. Fernández (Por Esto QRoo)

El presidente municipal Luis Torres Llanes se ha mostrado insensible a la tragedia.

Natalia González, hija del trabajador Perfecto González que murió desde marzo de 2017 al caer de un poste de alumbrado público, expuso que por 15 años de servicio y haber fallecido en accidente de trabajo sólo les pretenden dar 60 mil pesos.

La joven relató que además de negligencia de los superiores y tardía reacción ante el accidente, recibió apoyo a medias, lo que fue determinante en la muerte de su padre.

Perfecto González estaría cumpliendo un año más de vida mañana, de no ser por las malas decisiones de sus superiores de la Dirección de Servicios Públicos Municipales. Hoy su familia no ha recibido una indemnización adecuada ante la irreparable pérdida por la insensibilidad de funcionarios municipales, como el presidente municipal Luis Torres Llanes, el oficial mayor Edgar Sandoval y el secretario general de la comuna, Roger Peraza Tamayo.

La familia del difunto recordó que en marzo de 2017 fue enviado a trabajar al poblado Huay-Pix para atender unas luminarias, en donde reportó que el poste del alumbrado público se encontraba en mal estado, pero sus superiores le obligaron a subirse.
La falta de equipo de seguridad a la que están expuestos los trabajadores de esta área por la mala administración de los recursos municipales fue otro factor, pues al romperse el poste el empleado Perfecto González cayó en seco desde una gran altura, lo que le generó heridas de las que no se recuperó.

La hija del trabajador municipal manifestó la impotencia ante un gobierno que no quiere hacerse responsable de indemnizar de manera justa a una familia.

Recordó que tras el accidente se demoró tiempo en llevar a su padre a la clínica del ISSSTE. Posteriormente, ante la gravedad del caso se apoyó a la familia trasladando a su padre a la mañana siguiente en un vuelo privado a la ciudad de Mérida.

Sin embargo, cuando llegaron al aeropuerto por la mañana no había ambulancia para recogerlo y tampoco se canalizó una atención médica de urgencia en alguna clínica particular, sino que lo enviaron al ISSSTE de Yucatán, en donde pasaron más de 10 horas esperando ser intervenido.

Los doctores refirieron que fue demasiado el tiempo que tardó en ser atendido, lo que fue factor para que no sobreviviera.

De acuerdo con abogados de la familia, lo justo es que la indemnización ronde los 500 mil pesos, cifra ocho veces superior a lo que pretende darles el gobierno municipal del PAN-PRD.

un comentario

  1. Veo muy difícil que le paguen, todos los recursos existentes se van para la campaña de su diputación. Compromisos, adeudos, proveedores, obligaciones y demás todo pasa a segundo término. La prioridad en este momento es la campaña.

Deje un comentario

Trece + cinco =