Nueve días, 50 leyes

A TIRO DE PIEDRA

La incompetencia es tanto más dañina,
cuanto mayor sea el poder del incompetente

Francisco Ayala

Julián Santiesteban

Los diputados federales tendrán 9 días para afinar y aprobar más de 50 leyes secundarias, pues decidieron tomarse toda la Semana Santa para descansar; así que, mientras la inmovilidad deja de ser coyuntura para convertirse en cotidianeidad, la simulación política es regla en el país y los actores políticos están dispuestos a ceder todo, menos lo que corresponde a sus intereses. ¡Faltaba más!

En 2013 se aprobaron 11 reformas nacionales, de esas llamadas “de gran calado”, pero no se han construido las leyes secundarias, sólo de la reforma educativa, pero ha resultado tan inoperante a nivel de las entidades federativas que poco es lo que puede decirse de ella, más allá de que todo indica que los maestros se saldrán con la suya al resistirse a ser destituidos en caso de que no aprueben las evaluaciones que se les hagan.

Sobre las aprobaciones de la reforma energética, telecomunicaciones y político electoral múltiples han sido los análisis sobre el desgaste que generó en el gobierno federal, de los grandes acuerdos que se construyeron en el extinto Pacto por México; pero al final, concluido el primer tercio de 2014, de lo verdaderamente importante nada ha ocurrido, no hay hasta ahora ninguna ley secundaria que nos diga el cómo ocurrirán las cosas, que nos muestren como a partir de esas modificaciones legales los mexicanos estaremos mejor . No, de ello no existe nada, más allá por supuesto de las campañas en medios de comunicación.

Pero eso sí, los “dedicados” legisladores federales decidieron irse toda esta semana de vacaciones para no pecar, al cabo que la gobernabilidad del país puede esperar. Los legisladores se ausentarán siete días de su complicada tarea y para cargar energías irán a sufrir la pasión de Cristo a las playas para ver si en el mar pueden caminar sobre sus aguas; y a vivir la resurrección luego de su andanza por bares y restaurantes. Claro, la otra opción es ir a misa o a hacer activismo político.

La simulación es norma porque, en el discurso, los legisladores aseguran estar acelerando el paso para afinar y aprobar las requeridas normas y plantean incluso desde la fracción del Partido Acción Nacional (PAN) la posibilidad de convocar a periodos extraordinarios para el mes de mayo, pues se señalan como prioritario aprobar la reforma político electoral para la organización de las elecciones del 2015, en las que habrá comicios federales para renovar la Cámara de Diputados y locales en 17 entidades del país.

Por su parte, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) pidió que no hubiera periodo vacacional, que se aprovechara la Semana Santa para concluir el trabajo, pues el plazo para que las leyes secundarias de la reforma político-electoral queden aprobadas vence el 30 de abril, cuando termina el periodo ordinario de sesiones del Congreso; y si se logran las modificaciones, apenas dará tiempo para que los congresos locales tengan el mes de mayo para ajustar las legislaciones de los estados a la nueva normatividad, eso incluye al Legislativo de Quintana Roo.

Y mientras esas dos posturas se plantearon, la fracción del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en voz de Manlio Fabio Beltronesaseguró que sería irresponsable postergar esos temas. Pero al final, todos aceptaron irse de vacaciones. Así, se insiste en que tendrán 9 días para afinar y aprobar 50 leyes. Claro, aprobarlas al vapor no sería irresponsable verdad, ni irse de vacaciones en pleno periodo, ni mucho menos ponerse a descansar cuando la urgencia es evidente.

La ley mexicana establece que para poder aplicarse en una elección, las reformas electorales tienen que estar vigentes al menos 90 días antes del inicio del proceso. En el caso de los comicios de 2015, se prevé que éste arranque la primera semana de septiembre.

Además, para reglamentar la reforma político-electoral, el Congreso necesita crear una ley de instituciones y procedimientos electorales, una de partidos políticos y una de propaganda gubernamental, así como hacer ajustes en materia de causales para anular una elección y delitos electorales; con ello quedarían definidos aspectos como en qué casos el nuevo Instituto Nacional Electoral (INE) podrá encargarse de unos comicios locales o cuáles serán las penas para quien compre o coaccione votos.

Y además de la reforma política, las cámaras tienen otros temas pendientes, como la reglamentación de la reforma en telecomunicaciones y de la reforma energética. Sin embargo, los partidos están en desacuerdo sobre los plazos para revisar esos asuntos. La oposición plantea que en mayo y los del PRI, partido gobernante faltaba más! Insisten en que todo pase de una vez, total después las revisamos.

Las leyes secundarias de telecomunicaciones debían haber quedado aprobadas en diciembre de 2013, pero el presidente Enrique Peña Nieto apenas hizo llegar sus iniciativas a finales de marzo, tres meses después. En tanto, las leyes sobre energía deben avalarse en abril, aunque el presidente no ha dado a conocer sus propuestas. La gobernabilidad puede esperar, primero a descansar.

Aunado a todo lo anterior, el jueves 10 de abril, una rebelión del grupo parlamentario del PAN en el Senado atoró y difirió hasta después de Semana Santa la instalación de las mesas de negociación sobre la aprobación de las leyes secundarias en materia político-electoral, de competencia económica y de telecomunicaciones y de radiodifusión. Cosas de la fauna política nacional.

Así que tendrá que haber periodo extraordinario, pues la inmovilidad, el desacuerdo y las ganas de disfrutar de las playas mexicanas privó en la máxima tribuna; usted disfrute sus días de guardar, que sus legisladores andan más que guardados.

LOS DERECHOS HUMANOS Y EL ESCABECHE ORIENTAL

 jose alfredo contreras mendez 11En Quintana Roo, la defensa de los derechos humanos atraviesa por serios cuestionamientos; primero por la cuestionada designación del actual ombudsman, Harley Sosa Guillén, quien brincó de la subsecretaría de gobierno a esa posición, respaldado “legítimamente” por infinidad de asociaciones y ciudadanos, tal cual se encargó de comprobar el mismo personal de la Secretaría de Gobierno que entregó al Congreso local las cartas de apoyo “legítimo.”

Además de lo anterior, recientemente el secretario general del Ayuntamiento de Bacalar (el municipio de más reciente creación, de los 10 con que cuenta Quintana Roo), Normando Medina Castro, agredió verbalmente a un periodista y le “aventó” a su guardaespaldas para que terminara de advertir “amigablemente” al reportero que insistir en  entrevistar al funcionario equivaldría a sufrir consecuencias nada agradables.

Pues bien, el tema no tendría mayor relevancia, dado que la agresión a periodistas es cosa de todos los días en México; pero resulta que el presidente municipal de Bacalar, José Alfredo Contreras Méndez, hasta hace seis meses fue diputado y presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Legislativo quintanarroense y hasta ahora no sólo nada ha declarado, sino que evade abiertamente hablar con medios de comunicación, resguardado en tres o cuatro que destacan sus “grandes virtudes”0. Claro el alcalde no tiene ninguna formación académica, no se podía esperar mucho; de ahí que sus compañeros ex diputados han señalado que para lo único que los reunía era para invitarlos a comer tacos de escabeche oriental, nunca para trabajar. No pues con razón. (Cabe decir que el funcionario es taquero, a eso se dedicó hasta antes de participar en política)

Y mientras el señalado alcalde guarda silencio cómplice, o de plano no sabe qué decir; el ombudsman actual ya pidió la separación del cargo del agresor de periodistas, pero su amplia legitimidad y calidad moral han generado que sus peticiones sean como las llamadas a misa, va el que quiere; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima, disfrute su Semana Santa.

un comentario

  1. Es triste ver como por una parte lo que les importa a los legisladores son las vacaciones, esto por una parte que de por si ya es grave, pero mas grave y terrible para nosotros como mexicanos es el sistema de sacar leyes al vapor. No es la rapidez lo que le da valor a una ley, sino toda una revisión legislativa de las mismas, ademas de ver sus impactantes a corto y mediano plazo para nuestro país. Todo esto aun y con el pendiente todavía aun mas complejo en lo referente a las leyes secundarias.

    Los errores que se cometen en aprobar leyes de este tipo que en cantidad y al vapor son perjudiciales, se pagan caro y no les cuestan a quienes las promueven, sino a todos los mexicanos en el presente y en su futuro inmediato.

Deje un comentario

5 − dos =