Principales

Obtiene el ceramista Luis May el ancestral Verde Maya

Omar Capistrán
Chetumal, 16 de octubre

Después de trabajar por años y finalmente redescubrir la fórmula del ancestral azul maya, el ceramista Luis May dio a conocer que el verde maya, color que adornara la ciudad y murales de Bonampak en Chiapas, entre otros ciudades y usos, ya fue logrado después de varios años de trabajo.

En exclusiva para Noctámbulo Periodismo Cultural, el oriundo de Dzan, Yucatan, quintanarroense de corazón, señaló que el verde maya, un derivado del azul maya, se obtiene de dos formas, a través de entonantes minerales (verde jade) o de un largo proceso (verde quetzal) similar al que se realiza para obtener el azul maya, empero, mucho más tardado.

Indicó que este color ya se logró en polvo, por lo que ya se encuentra a la venta, faltando únicamente cuestiones de marketing para comenzar con su exportación.

“La búsqueda de la fórmula para el azul maya comenzó en octubre 2018, en noviembre 2018 encuentro la planta; en diciembre cosecho las semillas; en enero, febrero, marzo y abril 2019 realizamos las plantaciones en Aldea Xunan Cab y Casa de la Cultura.

El 20 de noviembre de 2019, después de dos días de arduo trabajo y preparación al fin obtenemos el tan anhelado azul y en este 2021 finalmente tenemos ya, este espectacular verde”, enfatizó Luis May.

El escultor puntualizó que recientemente en un congreso mayista en Reino Unido, se habló de toda una gama de colores que pueden extraerse después de largos procesos, por lo que, aseguró, continuará trabajando en el intento de concretar una paleta de colores derivados de la planta del CH’OJ.

Los datos Como dato relevante en torno a este color, hay que subrayar que en el tocado de Chaan Muan, señor de Bonampak, se aprecia el tono verde del plumaje de quetzal.

Cabe recordar que en noviembre del 2019 el escultor y ceramista dio a conocer la gran noticia a través del que escribe; en su inquietud por pigmentar sus obras extrajo junto con un grupo de colaboradores de Cobá, Quintana Roo, el ingrediente principal del azul maya, color ancestral que no se utilizaba ni lograba su extracción de una planta desde el periodo precolombino. Por sus características, estos colores se encuentra disponible sólo en polvo, toda vez que no se logra su estabilidad en forma líquida.

Estos colores se obtienen a través de la planta de CH’OJ (Añil, Indigófera suffruticosa). Es necesario señalar que el resurgimiento de estos pigmentos no tienen precedente en Quintana Roo ya que los mayas y otras culturas de mesoamericanas lo usaron para pigmentar murales, cerámica y textil en la época prehispánica.

Por razones de derechos, Noctambulo Periodismo Cultural omite la información en cuanto al proceso para la obtención de estos colores. Verde maya Color de la tierra como proveedora de vegetales, frutos y del hombre como eje del mundo. Encarna a las zonas verdes de los valles y de la naturaleza en todo tipo de plantaciones. Representa al centro.

El azul maya El azul maya es un pigmento histórico, elaborado y utilizado principalmente por culturas mesoamericanas durante un periodo que se extiende desde aproximadamente el siglo VIII hasta aproximadamente los años 1860 de nuestra era.

Se lo encuentra en pinturas murales de edificios arqueológicos, piezas de cerámica, esculturas, códices, e incluso en obras de arte indocristiano y decoraciones murales realizadas posteriormente a la Conquista.

 El azul maya destaca entre los pigmentos históricos conocidos debido a sus excelentes propiedades: no solo posee un color intenso, sino que es resistente a la luz, a la biocorrosión y al calor moderado, no se decolora ante el ácido nítrico concentrado, los álcalis ni los solventes orgánicos, y los murales ejecutados con él han tolerado bien la humedad durante cientos de años.

Se lo considera el primer pigmento orgánico estable. En cuanto a su color, en las muestras arqueológicas puede ser azul, turquesa o azul verdoso y más o menos claro u oscuro, diferencias que se atribuyen a variaciones —intencionales o accidentales— en su proceso de fabricación o a la técnica de pintura utilizada (mezcla con blanco, aplicación sobre otro color más oscuro).

El nombre de esta sustancia se debe a que inicialmente se pensó que solo se había utilizado en la zona maya de Yucatán, aunque luego se la detectó en otros sitios arqueológicos centroamericanos, como el Tajín, Tamuín, Cacaxtla, Zaachila, Tula, y en el Templo Mayor de Tenochtitlán.

Entre los últimos testimonios que se tienen del empleo del azul maya histórico están las pinturas que realizó en 1562 el indígena Juan Gersón en el convento de Tecamachalco (Puebla), donde usó este pigmento; también se sabe que poco después, en 1571 o 1576, el médico y naturalista español Francisco Hernández de Toledo obtuvo la receta para prepararlo.

En 1989, un grupo de investigadores relacionados con el Centro Nacional de Conservación, Restauración y Museología de Cuba reportó que un pigmento azul verdoso Máshasta entonces llamado «azul Habana», utilizado en decoraciones murales de edificios coloniales de Cuba, era en realidad azul maya; se empleó aproximadamente entre 1750 y 1860, y se cree que pudo haberse importado desde México.

AZUL Y VERDE MAYA de Quintana Roo a la venta AZUL MAYA CH’OJ “AZUL MAY” producto 100% artesanal y natural. Se encuentra a la venta. El frasco con 25 gr. de pintura Azul Maya en polvo cubre una superficie de 2 a 2.5 m2 aprox. Se envía por paquetería o se entrega en Dzan, Yucatán, c- 20 x 17 y 19 #85 col. centro. Informes en inbox Facebook Luis May o llamadas y WhatsApp al 9971136803.

Comentarios: spiketran@hotmail.com Twitter: @spiketran

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × dos =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba