Principales

Otoniel Segovia, ¿fuiste capaz de manchar la memoria de Don Hernán Pastrana?

CARTA RASGADA

Javier Chávez

Señor Otoniel Segovia, leo en medios virtuales de Chetumal que Yensunni Martínez –tu sucesora en la alcaldía capitalina, también de Morena– va contra ti por haber vendido 20 predios a precio de ganga, una maniobra con nauseabundo olor a esa corrupción que tanto ha criticado tu partido cuando se trata de priistas y panistas.

Recordarás que el despreciado exgobernador priista Roberto Borge hizo algo similar con la venta de terrenos pero en plan grande, y por ello permanece en el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial del estado de Morelos. Así que tu travesura no merece unos manotazos en tu nalga morena, sino un castigo ejemplar y carcelario.

Ya hay una denuncia interpuesta por el Ayuntamiento ante la Fiscalía General del Estado por la venta simbólica de estos predios, entre ellos dos de alta plusvalía. Valuados en promedio en 200 mil pesos, los remataste a cinco y 10 mil pesos. La investigación –si acaso la realiza la Fiscalía, porque tengo mis dudas– va a encuerar la maniobra perversa que ocurre a menudo en los tres órdenes de gobierno, desde Chetumal hasta Mexicali.

Podrás roncar muy relajado en tu King Size de Liverpool, seguro que la Cuarta Transformación te la va a perdonar, pero estás obligado a dar tu versión de los hechos. Quizá algún alto mando hizo de las suyas, aprovechando un descuido tuyo. Tal vez firmaste sin revisar los documentos que te presentó un malandrín cuando estabas distraído o ebrio.

Pero si tu operativo fue perverso y con toda la mala leche, tendrás que responderle a un “pueblo bueno” que no merece estas puñaladas, porque obsequiaste o te apoderaste de un patrimonio muy valioso para un Ayuntamiento que anda pasando aceite, con los pesos contados en la cartera.

Si la justicia terrenal no te hace ni cosquillas, recordarás a nuestro amigo Don Hernán Pastrana, quien ganó la presidencia municipal con contundencia en 2018 y te colocó como presidente municipal suplente, una inmerecida distinción que echaste en la letrina.

Un cáncer la arrebató la existencia a Don Hernán, el 31 de marzo de 2019. Don Hernán Pastrana ya había sido alcalde del PRI –de 1978 a 1981– y con su trayectoria tan efectiva como honesta nunca habría rematado 20 predios, pero tú preferiste embarrarte en el lodazal de la corrupción como marrano en el chiquero.

Ahora será necesario identificar los 20 predios y a los hombres y mujeres involucrados en este acto delictivo, pero hay que conocer tu versión, Otoniel Segovia, para evitar tu linchamiento en las canijas redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba