Principales

Pecados de ex priistas

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal
.

El anuncio de la próxima visita de Andrés Manuel López Obrador está subiendo unos grados la temperatura pre electoral, ya que aparte del PRI los de Morena son los únicos que lanzaron al ruedo a un gallo tentativo para la silla grande: José Luis Pech Várguez, a quien podría sumarse don Hernán Pastrana Pastrana como carta inmejorable para la presidencia municipal capitalina, cuya silla ocupó de 1978 a 1981.

El monarca moreno estará este martes 22 en Chetumal, en cuyo parque de la Alameda –a un costado de Palacio Municipal– tendrá un encuentro con sus partidarios y simpatizantes. Los organizadores prevén una gira por el resto de los municipios del sur y zona maya, zonas despreciadas por años por una cúpula perredista incapaz de reaccionar y que ha sido superada del todo por el partido de López Obrador.

José Luis Pech tiene el cargo de Promotor de la Soberanía Nacional (PSN), posición que le permite tomar el pulso de los liderazgos más inflexibles que no aceptan del todo su posición distintiva que lo coloca en vías de ser candidato a la gubernatura, bautizado por el peje. Pero como falta su confirmación, este espacio alienta la lluvia de metralla con la que algunos morenos pretenden denigrar a uno de los colaboradores estelares del ex gobernador Miguel Borge Martín, cuyo sobrino Roberto Borge Angulo ahora ocupa la misma silla.

Lo grave en las filas de Morena es que descalifican a José Luis Pech por sus pecados tricolores, pero carecen de opciones para la posición cumbre que será disputada en 2016. Uno de los cartuchos quemados que aspira a esa candidatura es el ex alcalde de Cancún, Julián Ricalde Magaña, pero sus flancos débiles son muchos y lo descartan como opción competitiva.

Por ello López Obrador se inclinó por José Luis Pech y lo lanzó al ruedo para irlo midiendo en el circo romano. Los morenos no deben olvidar el pasado priista de su monarca, pero como tiene el bastón de mando y puede convertirlos en piedra con su mirada de pez.

Don Hernán Pastrana es una carta que está siendo contemplada para la alcaldía capitalina. Su potencial competitivo está intacto y puede desequilibrar al navío priista que se desliza en aguas apacibles por el desinterés del PAN y PRD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba