Principales

Pobladores del sur del estado bloquean carretera Chetumal-Escárcega

Chetumal, 27 diciembre
Joana Maldonado (La Jornada Maya)

Tras una improductiva reunión con el encargado de despacho de la presidencia municipal en Othón P. Blanco José Luis Murrieta Bautista, habitantes de los poblados de Morocoy, Limonar y La Libertad bloquearon esta mañana la carretera federal impidiendo el paso de transportistas y vehículos particulares en el tramo carretero a la zona arqueológica de Dzibanché, lo que ha afectado al sector turístico proveniente de cruceros.

Al menos 200 pasajeros que arribaron a Majahual vía crucero y que se trasladaban hacia la zona arqueológica de Dzibanché fueron afectados por el cierre en el que habitantes de Morocoy encabezados por el delegado José Puerta, quienes exigen que el Ayuntamiento de Othón P. Blanco les asigne un presupuesto y que el gobierno estatal intervenga.

Cabe señalar que el pasado domingo también realizaron el cierre carretero en este tramo por espacio de dos horas.

Con una pancarta colocada en un camión de carga que señala “exigimos el presupuesto de las delegaciones y la intervención del gobierno del estado ¡no más atole con el dedo!”, y llantas para obstruir el paso de vehículos cerca de las 10 horas inició el bloqueo al que también se sumaron habitantes de la comunidad de La Libertad y Limonar quienes a penas el miércoles sostuvieron una reunión con autoridades municipales sin llegar a acuerdos.

En un comunicado, el Ayuntamiento informó sobre esta reunión con los representantes de dichas comunidades “para llegar a acuerdos formales que beneficien a todos, una acción encaminada a fructificar el desarrollo positivo”, sin embargo también señala textualmente que “parte de las solicitudes realizadas por el delegado de Morocoy –José Puerta- son de competencia ajena al Ayuntamiento, ya que en absoluto representa un verdadero interés por ayudar a los habitantes de las comunidades en el municipio y su desarrollo”.

Incluso, el comunicado apunta que “durante el diálogo, los representantes de Limonar y La Libertad señalaron su interés de trabajar mano a mano expresando verdaderas necesidades que aquejan a sus comunidades”, por lo que el Ayuntamiento se comprometió a trabajar con la “caravana de servicios” y en la gestión de servicios públicos.

José Puerta indicó que legalmente en la Ley de municipios, se establece que los ejidos deben contar con un presupuesto y que en respuesta el encargado de despacho de la presidencia municipal les dijo que no hay recursos y que los delegados tampoco podrán acceder a un salario ya que deben trabajar por honorarios.

El argumento del ejido se basa en el propio reglamento para el funcionamiento de los órganos auxiliares del gobierno municipal en alcaldías y delegaciones que señala en el artículo 19 que “los órganos auxiliares presentarán al Ayuntamiento, por conducto del edil su proyecto de presupuesto de ingresos y egresos para su incorporación a los presupuestos anuales del Ayuntamiento a más tardar en septiembre de cada año”.

En redes sociales, José Puerta ha demandado que por muchos años, los delegados han sido menospreciados por los gobiernos municipales y condenados a las “migajas por el desconocimiento de las leyes y los reglamentos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba