Premian fidelidad

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

Mientras los quintanarroenses hierven de indignación por la cascada de aumentos que trajo de la mano el “gasolinazo”, los altos funcionarios del gobierno estatal y de sus órganos desconcentrados ni se inmutan por la crisis en puerta ya que este año disfrutarán una apetecible compensación por concepto de “constancia y fidelidad”.

Este concepto macondiano no es una vacilada, ya que quedó establecido por escrito en el Manual de Planeación, Programación y Presupuestación del Gasto Público Estatal 2017 y se define como “una asignación fija adicional al salario para los mandos superiores, otorgada en reconocimiento a la dedicación, permanencia y lealtad a la investidura y responsabilidad de su encargo, en atención de los asuntos públicos”.

Esta noticia fue revelada por nuestro reportero Benjamín Pat, quien desmenuzó los pormenores de esta asignación unilateral que autorizó el gobierno del estado, pero que los titulares de cada dependencia y organismo designan a galope de inspiración.

En total, en 2017 se destinarán 15 millones 300 mil pesos para el pago de esta compensación fija que fluctúa entre 52 mil y los 14 mil pesos mensuales.

Destaca entre los beneficiados el magistrado presidente del Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo), Víctor Vivas Vivas, quien cobrará por su “fidelidad” la friolera de 52 mil 352 pesos mensuales, mientras que a los otros dos magistrados y al contralor les pagarán 41 mil 404 pesos; los funcionarios del Teqroo cobrarán más por este concepto que el propio gobernador, que tiene asignados 40 mil pesos mensuales.

En otros organismos como la Comisión Estatal de Derechos Humanos, del Ieqroo y el perezoso Idaipqroo, los titulares y consejeros se estarán embolsando no menos de 20 mil pesos al mes adicionales a sus salarios que rondan los 60 mil pesos mensuales.

El gasto adicional en temporada de vacas esqueléticas causó un justificado enojo en los quintanarroenses, porque para colmo se utilizan términos tan ambiguos y poco medibles como “constancia y fidelidad” para justificar la jugosa asignación monetaria.

Porque, ¿cómo se puede calificar la constancia y la fidelidad de un funcionario? ¿Acaso no deberían ser los ciudadanos quienes aprueben a desaprueben el trabajo de los secretarios, directores y presidentes de organismos?

Suponemos que la mayor motivación de un funcionario es servirle a su estado, sin estímulos de esa naturaleza que impactan negativamente en la población tan castigada por el gobierno federal.

un comentario

Deje un comentario

17 + diecinueve =