El presidente de la Jugocopo denuncia aviadores, pero se niega a dar los nombres

Chetumal, 19 octubre
Ángel Solís

“Nos dimos cuenta de gente con muchos años y no tantos años que nunca existió y que los directores veían los nombres y nunca se presentaron; no vamos a dar los nombres, no sabemos quiénes fueron sus padrinos”, afirmó este lunes en conferencia de prensa el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo), Gustavo Miranda García, quien aseguró que son 50 personas que cobraban sin trabajar en el Congreso del estado, los cuales –según dijo– ya fueron despedidos y representarán un ahorro de 500 mil mensuales que destinarán a gestión social, pero se negó a hacer pública la lista de estos supuestos “aviadores”.

Con esta declaración el Verde legislador exhibe la complicidad de sus antecesores y aliados políticos en la actual legislatura: Édgar Gasca Arceo y Reyna Durán Ovando, quienes como representantes de la bancada de Morena encabezaron el primer año de labores y serían cómplices de esta irregularidad que no detectaron o no quisieron resolver, quizás por compromisos políticos.

Llama la atención el aumento de cerca de 60 por ciento que ha tenido el Poder Legislativo en últimos cuatro años, ya que durante la XIV Legislatura –la última que encabezó el PRI– la plantilla laboral era de 436, y actualmente la cifra es 685 trabajadores, un aumento de casi el 60 por ciento en los tres años que fue presidida por el panista Eduardo Martínez Arcila y el año que compartieron los morenistas Edgar Gasca Arceo y Reyna Durán Ovando.

Pese a hacer el anuncio del despido de estos supuestos “aviadores”, Miranda García rechazó hacer públicos los nombres de estas personas, así como la nómina completa del Poder Legislativo que por ley debe ser pública, asegurando que esta acción “no sería prudente”, pese a que el sueldo proviene de recursos públicos.

Cuestionado sobre la contratación en el Congreso de familiares directos como sus asistentes personales que han hecho diputados como Paula Pech Vázquez y Luis Fernando Chávez Zepeda, ambos del partido Morena y Roberto Erales del PT,  entre otros, rechazó que estos sean actos de nepotismo, ya que ellos no otorgan las plazas a sus familiares.

“Vamos a revisar el tema de los familiares de los diputados en el Congreso, si tienen por ejemplo un cuñado y ni siquiera está casado, pues no es lo prudente, no es lo correcto, pero tal vez no es ilegal porque no es su cuñado directamente”.

2 comentarios

  1. “Vamos a revisar el tema de los familiares de los diputados en el Congreso, si tienen por ejemplo un cuñado y ni siquiera está casado, pues no es lo prudente, no es lo correcto, pero tal vez no es ilegal porque no es su cuñado directamente”.
    En serio que este muchachito neofito esta verde

Deje un comentario

dieciocho + 14 =