Principales

Presión sobre el Congreso

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

En la agonía de la administración del gobernador Roberto Borge los reflectores están desde ayer concentrados en el Congreso local, cuyos diputados antes de zarpar preparan la aprobación de un paquete con dinamita política que incluye la aprobación de más deuda para el municipio de Solidaridad, la designación de un nuevo Auditor Superior del Estado por siete años -ante la precipitada renuncia de Emiliano Novelo Rivero– y de un Fiscal que asumirá las funciones del Procurador de Justicia del Estado.

En redes sociales y grupos de Whatsapp circuló la señal de alerta lanzada por ciudadanos no priistas que hicieron el llamado a la movilización para plantarse desde ayer por la tarde ante la sede del Poder Legislativo, a fin de evitar un madruguete presuntamente planeado para blindar a quienes están a punto de partir, garantizándoles el pasaporte a la impunidad.

“Este es un acto ciudadano no patrocinado por Carlos Joaquín. Quien asista lo hará por su libre voluntad asumiendo su responsabilidad como quintanarroense en participar de las decisiones del Estado. Es una manifestación por la vía pacífica y nos retiraremos después de manifestar nuestra opinión respecto a los temas que tratará la Legislatura”.

????????????????????????????????????

Muy comprensible la reacción de tales ciudadanos, tomando en cuenta que este cinco de junio Quintana Roo dio un salto al inexplorado territorio de la alternancia en la gubernatura que siempre había estado en el cesto del PRI. Y un elevado porcentaje de chetumaleños probó su musculatura, desalojando además a los priistas del municipio capitalino.

La presión sobre el Congreso local es enorme, y sus diputados están obligados a proceder con enorme sentido de responsabilidad porque los ciudadanos enviaron una señal contundente en la jornada electoral del pasado cinco de junio, castigando una forma de practicar la política y clamando por la saludable rendición de cuentas, de ahí que nuestro Poder Legislativo sea un nuevo campo de batalla donde se pondrá a prueba la funcionalidad de nuestras instituciones, rigurosamente vigiladas por miles de ciudadanos endiabladamente participativos y con tenaz sentido crítico.

No hay alternativa para nuestros representantes populares que deben privilegiar los intereses de Quintana Roo, atendiendo el llamado de los electores que hicieron posible un relevo por la saludable vía pacífica, y este logro no debe ser echado en saco roto. La prudencia política debe predominar en estos tiempos tan turbulentos.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba