El programa insignia del gobierno del cambio, plagio del proyecto desechado por Roberto Borge

AL MARGEN

Rubén Vizcaíno A.

Carlos Joaquín González aprobó como el principal proyecto de desarrollo económico para el sur del estado el Parque Industrial con Recinto Fiscalizado Estratégico, a pesar de ser un proyecto desechado por Roberto Borge Angulo a mediados de su administración. Esto es un hecho, por difícil que sea entenderlo y aceptarlo.

La pregunta obligada es: ¿sabía Carlos Joaquín que el proyecto insignia de su gobierno fue plagiado por Rosa Elena Lozano Vázquez?. La alternativa es igual o más inquietante: ¿la Secretaria de Desarrollo Económico le mintió y engañó a su jefe, el gobernador?.

El plagio está probado. Documentación testimonial que me fue proporcionada, deja constancia de que a finales del 2014, en el marco de la VIII Reunión Binacional México – Belice, el entonces Secretario de Desarrollo Económico, Javier Díaz Carbajal, presentó el proyecto de Recinto Fiscalizado Estratégico, con los mismos argumentos que ahora repite como disco rayado Rosa Elena.

Es un hecho que a su arribo a la Secretaría de Economía Rosa Elena Lozano Vázquez se “encontró” con los estudios del Recinto Fiscalizado y se apropió de la idea, “vendiéndola”  como propia. En lo personal, como otros reporteros, escuché a la funcionaria decir que el proyecto lo concibió por: su “experiencia como importadora”. Nadie la recuerda como tal.

La torpeza increíble de Rosa Elena en el plagio, en el robo de un proyecto que nunca fue suyo, radica en que ni siquiera le cambió el nombre. Lo mantuvo como “Recinto Fiscal Estratégico” y solo le agregó lo de “parque industrial”. Tampoco agregó nada a la argumentación de Díaz Carbajal, que desde 2014 hablaba de la “privilegiada ubicación geopolítica” del estado y los beneficios fiscales que podrían obtenerse.

La única diferencia hasta ahora, cuando menos, es que en su momento, el entonces gobernador Roberto Borge Angulo desechó el proyecto, luego de consultarlo con expertos fiscales, importadores y exportadores, quienes coincidieron en que no tenía posibilidades de éxito, mientras que el gobernador actual no solo lo aceptó y convirtió en su principal proyecto, además de tolerar que se siga publicitando como algo magnífico.

Hasta aquí mi columna de hoy. Sin “changos” y sin “changas”, por aquello de la paridad de género.

2 comentarios

  1. si es capaz de plagiar, de que no se atreverá, han pensado hacerle una auditoria???. . . . algo de lo que encontraran, facturas infladas, viáticos desmedidos, etc., etc.,

Responder a xxx Cancelar respuesta

2 + 10 =