Principales

¿Qué Pech?, Doctor Pech

Triturado por Mara Lezama en el reciente combate por la gubernatura, como candidato de Movimiento Ciudadano el senador José Luis Pech Várguez recurrió a una herramienta propagandística que penetró en redes sociales y en las calles con muy buen efecto: ¿Qué Pech?

Y ahora el ‘¿Qué Pech?’ se ha diluido por el natural desánimo de sus partidarios y simpatizantes, pero esta interrogante tan pegajosa sirve para explorar las opciones y acciones de ahora y a futuro de este político tan experimentado, pero más cómodo en tareas de planificación donde los especialistas son imprescindibles, porque escasas son las áreas de la administración pública recorridas con notas de excelencia por este personaje tan disciplinado en lo financiero.

El Doctor Pech era un creyente mahometano de la 4T y hombre de toda la confianza del Presidente Andrés Manuel López Obrador, con cuyos principios se identificó por convicción, no por el descarado oportunismo que distingue a muchos que han saltado al vagón del partido rey, como los del Verde Ecologista que lo combatieron en el pasado choque por la Presidencia.

Por ello su intempestiva ruptura con Morena sorprendió a muchos, porque el exrector de la Universidad de Quintana Roo confió en un capital político que puso a prueba y fue atropellado por una caravana de tráileres, aunque no había poder humano que desafiara a este ejército que conquista con una mirada al estilo del romano Julio César, capaz de llegar, ver y vencer.

Pech tiene en su poder la senaduría que ganó compitiendo en 2018 con los colores de Morena, pero a partir de 2024 tendrá que desalojar su escaño para picar piedra y con machete abrirse paso en la selva urbana, más peligrosa que la amazónica.

Movimiento Ciudadano quiere ser la tercera vía para la Presidencia de la República y tiene todo el potencial para consolidarse, ya que su líder veracruzano Dante Delgado Rannauro es un estratega con visión de lince y su partido cuenta con el político más magnético: Luis Donaldo Colosio Riojas, alcalde de Monterrey.

El Doctor Pech tendrá que ponerse el overol para edificar con la dirigente estatal del partido: la regidora capitalina Lidia Rojas Fabro, quien ha desplegado un liderazgo a seguir en la noche más negra para la oposición, ya que a duras penas rescataron algunas diputaciones plurinominales.

Si hay un partido que puede abandonar la lona, este es Movimiento Ciudadano, ya que el PAN y el PRD perdieron identidad por la asimilación de candidatos ajenos a sus caballerizas y que se negaron al bautizo, como el ‘Chak Meex’ José Esquivel Vargas –exalcalde de Felipe Carrillo Puerto–, Víctor Mas Tah –exalcalde de Tulum–, Cristina Torres Gómez y Lili Campos Miranda, estas últimas exalcaldesa y alcaldesa de Solidaridad, en Playa del Carmen.

Incluso la postulación de Laura Fernández Piña como candidata a la gubernatura fue aceptada a regañadientes e incluso rechazada por panistas y perredistas, ya que estaba fresca su candidatura exitosa como candidata a diputada federal en el norte con el estandarte de la 4T, postulada por el Verde Ecologista.

El fortalecimiento del Movimiento Naranja tiene que empezar desde hoy para que este partido sea opción atractiva en una guerra que tiene a Morena con sus aliados como el seguro ganador en la fotografía del momento, pero en este cuartel en lo alto de la montaña se olfatea una atmósfera de cataclismo si el Presidente Andrés Manuel se encapricha en imponer a la Jefa de Gobierno en la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Y entonces ¿’Qué Pech?, senador José Luis Pech.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba