Reforma Fiscal mata negocios

CANCÚN, 17 de marzo.-

El 2014 ha sido un año muy difícil para los industriales locales, pues la Reforma Hacendaria ha provocado el cierre de alrededor del 30% de los más de siete mil negocios del sector que hay en el municipio de Benito Juárez, reveló el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) local, Raúl Flores Roldán.

Lo anterior representa más de dos mil 100 negocios que han cerrado sus puertas( temporal o definitivamente) en lo que va del año, ante la imposibilidad de cumplir con su ingreso al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) tras la desaparición del Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos), al cual pertenecía el 85% de las empresas del sector.

En entrevista, ejemplificó que una prueba de lo anterior es que de los 350 afiliados registrados que tenían unos 100 ya se dieron de baja, sin que sepan si volverán a abrir sus puertas, cambiarán de giro o cerrarán definitivamente para incorporarse a la informalidad.

Por ello, justificó la proliferación del uso de las” outsourcing” (pagadoras u otros esquemas de tercerización) entre los empresarios. Actualmente el 50% de la plantilla laboral del destino se rige por este esquema y se espera que esta cifra continúe aumentando, pues cada vez es más difícil sobrellevar la carga tributaria.

“Pareciera que la autoridad está peleada con la productividad, ya que los que estamos dentro del corral nos siguen sangrando y los ‘chivos locos’ que están afuera nadie los toca”, lamentó Flores.

INCÓGNITAS PARALIZANTES

Explicó que la Reforma Hacendaria provocó una parálisis en el sector, provocada por la incertidumbre de no saber qué iba a pasar. Esto frenó el crecimiento de los negocios y causó que muchos empresarios sacaran sus inversiones del estado, lo cual afectó la productividad y derivo en los cierres, cosa que esperan se revierta con el paso de los meses.

Todavía están en espera de que terminen de publicarse las reglas de todos los cambios incluidos en la Reforma Hacendaria, lo que significa que un gran número de proyectos se mantienen estáticos, aunque prevén que este mes finalmente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) termine de dar a conocer “las reglitas y letras chiquitas” faltantes.

Derivado de lo anterior, confió en que se otorgue una prórroga para que entren en vigor las nuevas disposiciones, pues el Servicio de Administración Tributaria (SAT) no estaba preparada para la migración masiva de los Repecos hacia el RIF y que ha causado problemas para registrarse; ya la página de Internet del SAT está saturada o el sistema no acepta el trámite.

Esta situación genera un sinnúmero de problemas en la recaudación, pues como Repecos estaban acostumbrados a pagar una cuota fija, pero ahora, al no poder registrarse, no pueden darse de alta y por ende, tampoco pagar.

El líder de Canacintra concluyó diciendo que para ellos es prácticamente imposible absorber los cambios que tienen que hacer en materia fiscal, al igual que las alzas en sus insumos y costos de operación, lo que significa que todo ello es trasladado de manera inmediata al consumidor final.

ESPERARÁN CIFRAS FINALS

De acuerdo con el administrador local de Servicios al Contribuyente, Alejandro Buenavad Madrigal, hasta ahora no tienen contabilizados los cierres derivados de la desaparición de los Repecos, pues lo primero que tienen que hacer los contribuyentes es darse de baja en el municipio para no seguir pagando el servicio de recolección de basura.

Por ello, consideró que el reporte se conocerá con más detalle cuando concluya el plazo para la obtención de las licencias de funcionamiento y el pago de derechos de uso de suelo.

Mientras tanto, el brazo ejecutor de la SHCP se ha dado a la tarea de reforzar las pláticas informativas sobre el RIF para concientizar a los micro y pequeños empresarios de las bondades del nuevo esquema, para así minimizar en lo posible los cierres.

Sin embargo, reconoció que la desaparición de los Repecos representó la pérdida de un ingreso anual superior a 80 millones de pesos, que se buscan compensar con el fondo federal autorizado para este fin y al que Quintana Roo ya se suscribió mediante el Anexo 19, que da pauta para que el estado se haga cargo de la administración del RIF.

DATO

Las altas cargas fiscales fomentan la informalidad y el recurrir a esquemas como el “outsourcing”, lo que afecta a trabajadores.

Fuente: Blanca Silva (QUEQUI)

Deje un comentario

1 × dos =