Principales

Reprobados al intentar reelegirse

Cinco presidentes municipales fueron doblegados en su intención de reelegirse: Sofía Alcocer Alcocer (José María Morelos), Nivardo Mena Villanueva (Lázaro Cárdenas), Pedro Joaquín Delbuois (Cozumel), Víctor Mas Tah (Tulum) y Laura Beristain Navarrete (Solidaridad), quien se resiste a la derrota.

Tan sólo Mara Lezama Espinosa capturó la reelección en Cancún, derrotando a un candidato muy competitivo: Jesús Pool Moo, de la coalición formada por PAN y PRD y donde sospechosamente el PRI prefirió decir “paso”, como en el dominó.

La pestilente corrupción de Víctor Mas Tah lo condenó a ser regidor y fuerte candidato a prisión. El tiro de gracia se lo dio una candidatura altamente competitiva a bordo de Morena y aliados. Por este camino retorna a la silla el ex priista Marciano Dzul Caamal, quien hizo acuerdos de altura para evitar fracturas, porque enfrentaba a un grupo muy poderoso por los recursos a su alcance, incluidos los financieros.

La derrota de Pedro Joaquín Delbouis ha sido la mejor noticia para muchos, por la soberbia del hijo del gobernador Pedro Joaquín Coldwell y sobrino del gobernador Carlos Joaquín González. Todo lo que no es su padre lo concentra el hijo, porque Pedro Joaquín hizo historia como gobernador joven a partir de 1981, escalando a las Ligas Mayores de la política.

Quizá Pedro Joaquín Junior rechace la regiduría por ser tan poca cosa para su raspado ego.

El alcalde derrotado necesita un baño de humildad con estropajo y jabón Zote, porque suda esa arrogancia inaceptable en los políticos. El presunto priista fue vencido en la isla de Cozumel, conquistada por Juanita Alonso Marrufo a bordo de Morena.

En la batalla por las once presidencias municipales tuvieron su peso los nombres de los candidatos, aunque ser postulado por Morena equivale a alinear en el Barcelona de tiempos recientes.

Mara Lezama se planta como la más firme retadora para la gubernatura. Ya tiene trazado su plan de vuelo hacia Palacio de Gobierno en Chetumal y ha consolidado alianzas incluso en el sur, porque Yensunni Martínez Hernández –futura alcaldesa de Morena en la capital– forma parte de su equipo, al igual que la diputada federal de nuestro segundo distrito, Anahí González Hernández.

Ayer por la tarde el senador José Luis Pech Várguez –también de Morena, por supuesto– nos recordó que él también aspira a la gubernatura. Entrevistado por periodistas de Cancún, el experimentado político de gran trayectoria se asomó para pedir que lo no excluyan, aunque haya hecho alianza con Mara Lezama.

Y no hay que olvidar a Marybel Villegas Canché, senadora de Morena con licencia que fracasó en su intención de arrebatarle a Mara Lezama la candidatura a la alcaldía de Cancún. A ella le dieron un revés muy fuerte, al arrebatarle la candidatura a la alcaldía capitalina a su alfil Luis Gamero Barranco, por violencia política de género.

Otro candidato potencial a la grande y a bordo de Morena es el futuro alcalde de Tulum, Marciano Dzul Caamal. No hay que perderlo de vista.

Quienes intentarán frenar el avance del ejército conquistador de Morena son pocos. Sobresalen Mayuli Martínez Simón –senadora chetumaleña del PAN con licencia–, Filiberto Martínez Méndez –diestro operador político y ex alcalde de Solidaridad–, Jesús Pool Moo –su derrota fue digna en Cancún– y Lili Campos Miranda, futura alcaldesa de Solidaridad. Quizá se anime a participar Arturo Contreras Castillo, pero el Secretario de Gobierno sin reflectores tendrá que moverse a zancadas para salir en la foto, a diferencia de los tiempos del priato.

La reciente elección tiene el inconfundible aroma a la Casa de Gobierno de la avenida de los Insurgentes. Es el choque preliminar que abre paso a la gran guerra de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 3 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba