El río sangriento de Cancún a Chetumal

Quintana Roo cierra el año con datos de violencia mucho más graves en comparación con 2018. Los cientos de asesinatos elevan el nivel del río de sangre que circula con su mayor caudal en Cancún y Playa del Carmen, pero con aguas cada vez más profundas en Felipe Carrillo Puerto, Limones, Bacalar y Chetumal.

El crimen ha sido el tema dominante porque su proliferación nos arrebata la tranquilidad, tan presumida por muchas décadas en nuestra capital chetumaleña. Las redes sociales derraman violencia por el flujo del crimen, no por amarillismo.

El asalto nocturno ocurrido anoche en el Sams Club de Chetumal confirma la peligrosa debilidad de nuestro esquema de seguridad pública, con un Mando Único que no cuaja y que ha sido presentado por Jesús Alberto Capella Ibarra como el remedio infalible, pero incapaz de disminuir hasta hoy el tumor maligno que ya invade órganos vitales.

La capital entrega pésimas cuentas en el tema de la violencia, con asesinatos y asaltos cada vez más frecuentes, a menudo sin detenidos. La policía llega demasiado tarde y la contabilidad adversa se le acumula, a la par con la irritación de muchos, incluidos empresarios dominados por el hartazgo.

Algo positivo para alcaldes como Otoniel Segovia, en Chetumal: Jesús Alberto Capella concentra todos los reflectores y en su milpa llueven todas las críticas, pero sin tomar nota de los señalamientos con bases sólidas, apoyados en la revisión y comparación detallada de cifras, tarea desarrollada magistralmente por Carlos Barrachina Lisón.

Son dos mandos vitales en el tema del crimen: Jesús Alberto Capella y el Fiscal General, Óscar Montes de Oca Rosales. En ellos se concentra toda la presión política y social, porque su fracaso por partida doble aumentará los niveles de violencia, ya insoportables a estas alturas. Lo grave: no observamos un replanteamiento de la estrategia, para desechar lo que no sirve o estorba.

Los números reprueban a Capella. Tales cifras tienen mayor alcance porque se está dañando severamente a un estado que no puede darse el lujo de convulsionar por el cotidiano drama sangriento, porque es extrema la sensibilidad del turismo estadounidense.

El gobernador Carlos Joaquín González ha tomado muy en serio el tema de la inseguridad, haciendo los cambios en el tiempo preciso. Por ello desplazó a Rodolfo del Ángel Campos de Seguridad Pública para designar a Capella. Lo mismo hizo en la Fiscalía, donde Miguel Ángel Pech Cen había fracasado y ya era insostenible.

Un protagonista desaparecido de escena es la Fiscalía General de la República: ¿no hay alguien en casa? En teoría permanecen en Cancún.

Despedimos 2019 con un ritmo de violencia muy dañino en el tejido social, y queda esperar en 2020 una mejoría significativa en las cifras reales, no mal interpretadas por Capella. Pero la enfermedad cancerígena es tarea del gobierno del estado y del gobierno federal, con una impartición de justicia sin mano blanda.

Mario Villanueva será libre

En horas llegará 2020 con noticias muy favorables para el exgobernador Mario Ernesto Villanueva Madrid, con quien los jueces se han ensañado sin motivos comprensibles. Confiemos en la inmediata y efectiva intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador para que el chetumaleño de 71 años disfrute a su familia y amigos en casa.

Alcaldes de Morena, como Mara Lezama (Cancún), Laura Beristain (Playa del Carmen) y Otoniel Segovia (Chetumal) tendrán que entregar resultados sin permanecer colgados de la solapa de López Obrador. Otoniel todavía no domina sus funciones y seguirá limitadísimo en el plano financiero. Temo un año sin obra pública y con abundantes excusas en la capital, lidiando con el tema de la basura y sin resolver el prolongado problema de la falta de transporte urbano.

El Congreso del Estado es carísimo e ineficaz. Por una maniobra de Édgar Gasca Arceo –desplazado de la presidencia de la Jugocopo por Reyna Durán Ovando– aumentó en casi 17 millones de pesos el presupuesto de 2020 ya de por sí infladísimo, orinando en la esencia de la Cuarta Transformación que enarbola la bandera de la austeridad republicana, en contraste con el despilfarro del presidente priista Enrique Peña Nieto.

A recibir 2020 con todo el entusiasmo, amigos. Lo mejor para sus familias y que sus proyectos vitales sean éxitos rotundos que los inunden de satisfacciones y alegrías.

2 comentarios

  1. Ustedes los PERIODISTAS «»DEBEN LLEVARLE AL SEÑOR PRESIDENTE AMLO, LOS ARTAZGOS Y LAS EXIGENCIAS DE LOS QUINTANA ROENSES, para que AMLO nos apoye, voltee a vigilar y Supervisar a su gente de MORENA en Quintana Roo y le Exìja al NarcoGobernador Mentiroso, Farsante y Criminal CARLOS JOAQUÌN que de una vez por todas se ponga a trabajar, a cumplir con sus obligaciones.

    A Todo Quintana Roo nos ÙRGE que el Gobierno Federal nos apoye,. Nos ayude, no tienda la mano y ojalá pudiera mandarnos mun millón de Marinos o Guardias Civiles para Terminar con el Maldito Crimen Organizado y Desorganizado, ya que Ambos son consecuentados y Tolerados por todos los niveles del Gobierno y servidores Públicos. 😤😤💩💩💪💪💪😠😠

Deje un comentario

cinco × cinco =