Principales

Se amparan presuntos asesinos

Chetumal, 14 de agosto

Luego de que el Juzgado Penal dictó anoche auto de formal prisión a los cinco presuntos responsables del asesinato de la pareja integrada por Arena del Rocío Palacios Valdez, quien estaba embarazada, y Octavio Augusto Góngora Jiménez, el proceso penal que enfrentan los detenidos pasó a la etapa de ofrecimiento de pruebas en la que los defensores de los acusados tendrán la oportunidad de ofrecer más testimonios para demostrar la inocencia de sus clientes.

Por lo pronto, uno de los acusados de nombre Carlos Hernández Ramón ya se amparó ante el Juzgado Primero de Distrito en contra de la determinación del Juzgado Penal, al considerar que es inocente de la acusación que se le imputa.

caso walter1Y es que con esa determinación del Juzgado Penal que emitió anoche en contra de los presuntos criminales que responden a los nombres de Walter Villanueva Ramírez, Raúl Rodrigo Alvarado Pacheco (a) “El Mamito”, Juan José Jiménez Morales alias “El Pancho”, Edson Lucas Martínez Flores alias “Shagui”, y Carlos Hernández Ramón, éstos quedaron ya formalmente recluidos en el Centro de Reinserción Social para el deslinde de responsabilidades.

Y el proceso penal que enfrentan los supuestos asesinos pasó a la etapa de ofrecimiento de pruebas, en la que sus defensores tendrán la oportunidad de ofrecer más testimonios para demostrar la inocencia de los acusados.

La misma oportunidad tendrán los fiscales adscritos al Juzgado Penal, pues en esa etapa también ofrecerán más evidencias para reforzar la acusación que obra en contra de los cinco detenidos arriba mencionados.

De acuerdo a la ley, los abogados de los presuntos criminales tienen 15 días para presentar ante el Juzgado Penal todas pruebas que consideren necesarias para demostrar la inocencia de sus clientes.

Por lo pronto, Leopoldo Herrera Manzanilla, abogado de Carlos Hernández Ramón, el día de hoy presentó un amparo ante el Juzgado Primero de Distrito en contra de la determinación del Juzgado Penal, al considerar que su cliente es inocente de la acusación que se le imputa.

El amparo fue presentado ante el Juzgado Primero de Distrito hoy alrededor de las 14.30 horas.

Como se recordará, la Procuraduría General de Justicia del Estado informó en su momento que familiares de las víctimas señalaron en sus declaraciones ministeriales como principal sospechoso a la expareja de Arena del Rocío, a quien identificaron como Jorge Walter Villanueva Ramírez, ya que había recibido amenazas de muerte de este individuo, derivada de los juicios de orden familiar por custodia y alimentos del menor hijo que procrearon como pareja.

De esta manera, en el mes de octubre de 2013, fue detenido por delitos contra la salud un individuo de nombre Juan José Jiménez Morales, a quien se le aseguró un arma de fuego calibre 9 mm, misma que al ser analizada por peritos especializados en balística y confrontada con los indicios del crimen, se comprobó de manera científica que dicho artefacto había sido utilizado en el doble homicidio de la pareja Góngora-Palacios. En aquel entonces, el detenido dijo desconocer sobre el crimen, pero que el arma se la había entregado a unos sicarios denominados “Los Sierreños” que venían a disputar la plaza.

Como parte de las indagatorias, se obtuvo la declaración de Edson Lucas Martínez Flores, quien afirmó que fue Juan José Jiménez Morales quien ordenó el homicidio de la pareja, e incluso dijo que hay personas del grupo de “Los Sierreños” involucrados en este ilícito. Indicó que Jorge Walter Villanueva Ramírez es quien logró establecer contacto con otros reos, quienes se encuentran relacionados con delitos contra la salud.

De tal forma, dijo que con base en los libros de gobierno de las entradas al área de cubículos de la cárcel, se logró confirmar el ingreso en diversas fechas de Jorge Walter, para entrevistarse con sus cómplices, aprovechando su posición como funcionario federal, sin que para dicha diligencia exista alguna orden del juez correspondiente.

En su declaración ministerial, Carlos Hernández Ramón (recluido en el Cereso) dijo que recibió la propuesta de asesinar a la pareja, por parte de Raúl Alvarado Pacheco, quien le aseguró que eran órdenes de un funcionario federal de nombre Jorge Walter.

En su momento, la PGJE obtuvo el registro de llamadas, tanto de las empresas telefónicas como del interior del Cereso, confirmando que hubo llamadas antes, durante y después del día de los hechos entre los ahora involucrados. Incluso la Procuraduría logró acreditar que el día de la desaparición de la pareja (17 de septiembre de 2013), Villanueva Ramírez recibió una llamada de un número fijo instalado en el área conyugal del Cereso, lugar en donde vivía Raúl Rodrigo Alvarado Pacheco.

Por Esto QRoo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba