Principales

Se contradicen en obra de Casa de Gobierno

Chetumal, 16 Nov

Miguel Ángel Fernández. (Por Esto Q Roo).

El gobierno de Carlos Joaquín González no ha sido “del cambio” sino de las contradicciones, porque el discurso de austeridad y transparencia es totalmente opuesto a la realidad, y muestra de ello son las obras que se realizan en la Casa de Gobierno.

Este día, entrevistados en un mismo evento, el secretario de Gobierno, Francisco López Mena, y el oficial mayor, Manuel Alamilla Ceballos, cayeron en contradicciones sobre los trabajos de remodelación que se realizan en la Casa de Gobierno, porque mientras uno dice que las obras salen de la “bolsa” de Carlos Joaquín González, el otro reconoce que son trabajos de mantenimiento que se ejecutan con recursos públicos.

En días pasados, este medio informativo demostró gráficamente que alrededor de 100 albañiles trabajan en una innecesaria remodelación de la Casa de Gobierno ubicada en la capital del estado.

En una coyuntura de supuesta crisis financiera y de declarar prácticamente en quiebra las finanzas públicas para gestionar la reestructura de la deuda pública, el gobierno de Carlos Joaquín realiza una millonaria inversión en la Casa de Gobierno, de la cual no ha informado el monto destinado, y los miembros del gabinete estatal se contradicen sobre este tema.

El cuestionado oficial mayor de Gobierno, Manuel Alamilla, fue abordado por este medio informativo en el marco del evento de la Feria del Empleo, pero aunque dialogaba sin apuro con lideresas de colonia a quienes contestaba sonriente, no quiso otorgar una entrevista al POR ESTO! de Quintana Roo, señalando que ya había otorgado una entrevista a otros medios de comunicación y que debía incorporarse al recorrido de las autoridades por los diversos stands donde se ofertaban vacantes. Lo anterior fue sólo un pretexto para no responder a esta casa editorial y mostrar su irresponsabilidad como funcionario público de informar sobre los asuntos bajo su encargo, siendo que minutos después otorgó entrevista a otros medios de comunicación.

Sin embargo, sus excusas y evasivas no impidieron que fuera abordado sobre las obras de la Casa de Gobierno, a las que trató de minimizar calificando sólo de “mantenimiento” y aseguró que están a cargo de la Dirección de Servicios Generales de la Oficialía Mayor, que encabeza Guadalupe Buenfil  Magaña.

“No hay obras de remodelación, es de mantenimiento”, dijo el funcionario a pesar de la dimensión de los trabajos que fueron captados por este medio informativo, que comprueban lo contrario.

Manuel Alamilla dijo que se reparan cosas, se aplica “una manita de pintura”, impermeabilización, como cualquier otro edificio público del gobierno del estado, pues el mantenimiento de esos edificios es responsabilidad de la Oficialía Mayor.

Sobre el número de trabajadores y la inversión realizada, trató de manifestar que por ser reparaciones mínimas no se deben contemplar como inversión, al reconocer que no sabe cuántas personas trabajan en la obra y que no ha acudido a la Casa de Gobierno a constatar los trabajos de “mantenimiento”.

De esta manera, queda evidenciada la nula comunicación, fracturas y contradicciones del gabinete, pues momentos después el secretario de Gobierno, Francisco López Mena, dijo que la remodelación no se está pagando con recursos del estado, sino del bolsillo del Ejecutivo estatal.

Señaló que Carlos Joaquín González está invirtiendo recursos propios en la Casa de Gobierno para que sea acorde a “su estilo de vida”.

“Es decisión personal que alguien va a vivir ahí, la quiere en condiciones mejores para su gusto personal”.

Sin embargo, el encargado de la política interna del gobierno de Quintana Roo reconoció que tampoco tiene idea de qué tipo de remodelación se realiza en la Casa de Gobierno.

López Mena habló de transparencia en el gobierno de Carlos Joaquín, pero sus declaraciones contrastan con las del oficial mayor, mostrando la opacidad sobre esta inversión.

Como “cereza del pastel” de este asunto, el gobernador Carlos Joaquín González también contribuyó con incongruentes declaraciones, en el sentido que sólo está cambiando el “mobiliario” de la Casa de Gobierno y no quiso hacer más comentarios.

El Ejecutivo estatal, que en el discurso habla sobre transparencia, evadió hablar sobre la inversión de la remodelación que se realiza en la Casa de Gobierno, en una breve entrevista antes de la entrega de insumos de maíz y frijol a los campesinos de Quintana Roo.

“Sobre la remodelación de la Casa de Gobierno… cuando llegué estaba vacía y los mobiliarios los estoy pagando personalmente”.

De tal forma, no existe una claridad sobre las obras que se ejecutan en la Casa de Gobierno, trabajos que se realizan a un edificio público sin licitación a pesar de la millonaria inversión.

El pasado 9 de noviembre, el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Juan Vergara Fernández, le tiró la bolita a la Oficialía Mayor, al afirmar que no sabe sobre la inversión que se realiza en la remodelación de la Casa de Gobierno, “lo desconozco, le toca a la Oficialía Mayor esa tarea”.

La Oficialía Mayor ahora dice que es un “mantenimiento menor”, la Secretaría de Gobierno que “es una remodelación de acuerdo al estilo de vida” del gobernador, y el Ejecutivo estatal que sólo esta cambiando el “mobiliario”.

Como se recordará, el diario POR ESTO! de Quintana Roo documentó gráficamente cómo por la mañana cautelosamente van llegando en pequeños grupos los albañiles contratados, entrando por la puerta de atrás de la Casa de Gobierno.

Sin embargo, para las cinco de la tarde, cuando está cerca de concluir la jornada laboral, se vuelve imposible ocultar las filas de bicicletas, motocicletas y vehículos estacionados de los obreros de los diversos trabajos de remodelación en este complejo de edificios residenciales.

Estar al momento oportuno de la descarga de material para la obra le valió a este medio informativo observar la magnitud de los trabajos, pues se pudo constatar un ejército de al menos cien albañiles trabajando intensamente.

Se captó la descarga de onerosas losas de la marca Interceramic que serán utilizadas para pisos; los obreros bajaban las cajas que contienen las placas de piso porcelánico rectificado.

Extraoficialmente se comenta que son entre tres y cuatro constructoras las que participan en los onerosos trabajos. La empresa cuya presencia se confirmó en la obra es Quito Construction & Logistic, de Asdrubal Sierra Puc, con domicilio fiscal en la ciudad de Chetumal, que ha realizado diversas obras de infraestructura deportiva, educativa y ha sido contratada para trabajos en plazas y en el aeropuerto de Chetumal, recientemente. Se presume que su contrato es un pago de factura por apoyar la campaña de Carlos Joaquín González.

En las gráficas que han sido publicadas por el POR ESTO! se observan trabajadores colando en los techos, otros mezclando y unos más apilando los diversos materiales, como bultos de cemento, bloques, montones de polvo, varillas y alambrón, que se emplean en la remodelación de la Casa de Gobierno.

Las obras se siguen ejecutando a días de que Carlos Joaquín González  presente un Pacto de Austerirdad, para continuar con las incongruencias de su administración.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − cinco =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba