Principales

Segunda carta abierta al gobernador Carlos Joaquín

Estimado Sr. Gobernador:

El pasado 27 de marzo de este año escribí una carta abierta dirigida a usted. Uno de los puntos que mencioné se refirió a la violación a mis derechos humanos por autoridades de la UIMQRoo.

El pasado 2 de agosto sostuve una reunión con autoridades de la SEQ, del CEAVEQROO y de la CDHEQROO, en presencia de autoridades de la UIMQRoo, y llegamos a unos acuerdos para cumplir con varias de las siete recomendaciones que la CDHEQROO emitió a mi favor. Quedan pendientes algunas que seguramente se atenderán adecuadamente en fechas próximas.

Por este medio agradezco la muy buena disposición de la Secretaria de Educación del estado, de la Directora General del CEAVEQROO y de la CDHEQROO quienes facilitaron los acuerdos logrados. Si bien mi caso está en vías de solución ojalá las otras quejas, tengo entendido que son decenas de ellas, interpuestas ante la CDHEQROO en contra de algunas de las mismas personas de la UIMQRoo que cometieron violaciones a mis derechos, también sean atendidas adecuadamente.

El proceso de mi caso, que se ha llevado casi dos años desde que se aceptó mi queja, y casi tres de estar sujeto a violaciones de mis derechos, ofrece enseñanzas en materia de Derechos Humanos que estarán siendo analizadas y publicadas en los foros y momentos oportunos. En esta ocasión quisiera llamar la atención sobre uno de los puntos que salieron a flote en mi caso.

Me refiero a la argumentación, endeble, presentada por el rector actual de la UIMQRoo. Me estaban obligando a ofrecer cinco materias diferentes argumentando que la universidad no tiene recursos. Con cinco cursos en el mismo semestre no hay forma de que cualquier profesor investigador pueda cumplir con las expectativas de calidad académica, ni personal ni institucional. Con esta carga de cursos por semestre NUNCA podría alguien ingresar al Sistema Nacional de Investigadores, ni mucho menos hacer investigación y publicaciones de calidad que tanto necesita el desarrollo de nuestro estado y país. Ahí está el tema del sargazo que no ha recibido la atención académica local que se necesita, que amenaza la economía del estado y país. El punto está hecho, no hace falta mencionar las otras “comisiones” de trabajo que querían imponerme, todas mal fundamentadas.

Si bien es cierto que hay problemas de corte financiero en la UIMQRoo, éstos han estado presentes desde su creación. Pero la mala gestión de cualquier cuerpo directivo de una institución hace peor la situación.

En las condiciones actuales de la UIMQRoo es muy fácil crear un círculo vicioso, quizá ya estamos de hecho en este círculo vicioso: mala gestión = mala calidad; mala calidad = bajos recursos; bajos recursos + mala calidad = mala percepción; mala percepción = baja matrícula y/o alta deserción; baja matrícula = disminución del presupuesto; bajo presupuesto, resultado de la mala gestión = mala calidad. Y así sucesivamente. La UIMQRoo ha perdido financiamiento externo importante por parte del CONACyT (programa de apicultura) y de la Fundación Kellogg, posiblemente de otras fuentes también, como resultado de la mala gestión. Actualmente la mala calidad en una institución de educación superior implica malos resultados en las evaluaciones de los CIEES, del PRODEP, del PNPC, y de otras fuentes de ingresos importantes para la universidad. Una lamentable situación.

La baja matrícula y el incremento en las deserciones, junto con el deterioro de la calidad en enseñanza, en investigación, en vinculación y en la percepción de la población que se supone debe atender la UIMQRoo, serán mucho mas visibles en los meses por venir. Todo es, lo expreso con mucha tristeza, el resultado de la mala gestión de la directiva actual.

La respuesta de una mala administración y gestión será, muy posiblemente, el cierre de carreras o el despido de personal, argumentando que no hay interés en las carreras porque la matrícula no llena las expectativas. Esta respuesta es incorrecta, inaceptable, innecesaria y, sobre todo, oculta la verdadera causa. La baja en la matrícula es el resultado directo de la mala gestión y percepción negativa de la actual administración.

No es aceptable, desde mi punto de vista, que un proyecto tan importante para el estado, como lo es la UIMQRoo, se vea interrumpido por una mala gestión. No es aceptable que la población indígena reciba educación, de bajo nivel. Se está gestando un problema social mayor que los que se supone debieron solucionarse con la creación de la UIMQRoo.

Si, es cierto, seguramente habrá quienes argumenten que no debo escribir lo anterior por mi condición de rector fundador de la UIMQRoo. No estoy de acuerdo. Si no levantamos la voz quienes podemos hacerlo estaríamos siendo cómplices de una situación de retroceso para nuestra gente. Cumplo con manifestar lo anterior y lo hago públicamente porque estoy convencido que no hay otra opción mas que hacer visible esos problemas.

Ojalá que los argumentos presentados al menos despierten el interés por hacer la investigación pertinente para evitar que se siga deteriorando mas un noble, adecuado, pertinente y necesario proyecto que es la educación de calidad para los indígenas, en esta ocasión expresada en el caso de la UIMQRoo.

El tiempo hará el juicio correspondiente y pondrá a cada quien en su verdadero lugar. Yo tengo claro mi papel, Ojalá los tomadores de decisiones, en cuyas mentes descansa la decisión final, también tengan claro su papel en la historia.

Francisco J. Rosado May
Profesor Investigador UIMQRoo

Postdata: ¿Cómo puede nuestro estado, que está entre los niveles mas bajos de indicadores de número de investigadores en el SNI y en publicaciones de alto impacto, consentir que académicos con el más alto nivel de formación, con impacto competitivo internacionalmente de sus publicaciones y con experiencia internacional en educación superior e investigación por mas de 30 años, sean mal tratados o incluso no valorados en sus contribuciones a la solución de los grandes problemas que nos aquejan en muchas, pero muchas áreas? Y no somos pocos. En otros estados y países se procura incluso ofrecer las mejores condiciones para que académicos con ese perfil puedan desarrollar su potencial. ¿O acaso es tan bajo nuestro nivel de subdesarrollo que ni siquiera para eso somos capaces? Este es mi grito desesperado. Elegí hacerlo porque aquí en Q. Roo está mi origen e identidad, porque si no lo hago tendría cargo de conciencia que me impediría ver de frente a cualquiera de mi familia, amigos y mi sociedad. Y no creo estar faltando el respeto a nadie.

Ccp. Titular de Secretaría de Educación del estado de Q. Roo.
Ccp. Titular del CEAVEQROO.
Ccp. Presidente de CDHEQROO.
Ccp. Archivo

7 comentarios

  1. la respuesta que todo funcionario del gobierno del cambio dice es : lo estamos viendo, se esta checando.
    y asi pasan los dias, los meses, los años.

  2. mami y chico malo son compinches del actual ¿rector? ya sabemos quienes son ustedes y como tienen mucha cola que les pisen usan malos argumentos, tan malos como su desempeño y su mala fama como personas que insultan a los estudiantes. además sabemos que esa expareja que dice mami hizo cosas muy malas encubiertas precisamente por mami y chico malo. tienen miedo porque poco a poco se estará descubriendo lo nefasto que ha sido el ¿rector? y sus compinches maletas.

  3. CARTA ABIERTA AL DR. FRANCISO ROSADO MAY
    RECTOR FUNDADOR DE LA UIMQROO

    No cabe duda que cuando uno está de la otra cara de la moneda ve las cosas de manera diferente. Como usted estimado rector fundador ya no tiene el poder en sus manos y lo ven como apestado cuando se presenta en la UIMROO, de la misma manera que en la UQROO donde también cometió múltiples violaciones a los derechos laborales y humanos de su personal e incluso se le acusa de provocar el suicidio de un excelente catedrático, ahora si se rasga las vestiduras por las mismas cosas que usted hizo cuando era rector, mostrando su personalidad psicópata y ególatra. ¿Usted también pedirá disculpas públicas a todos los docentes que despidió, usando todos los recursos humanos y materiales posibles al alcance de su mano? ¿Le ofrecerá disculpas públicas a excelentes catedráticos que hostigó laboralmente, denostó y acusó en medios locales, y hartó hasta despedirlos, como son Saúl Luviano, Fernando Kú, Ligia Peláez, un profesor llamado Jairo, y Raul Aguilera? ¿También ofrecerá disculpas públicas a otros catedráticos que aportaban mucho, pero les reconocía poco, y no aguantaron sus tratos déspotas y otro tanto de acoso laboral y hostigamiento psicológico y optaron por mejor buscar mejores oportunidades? Ellos son Joaquín Quiroz, Richard Marco, Miguel Barrera, Yolima Olvera, Angel Cal, Minerva Carrasco, Jerson Chuquilin y otros catedráticos que ahora no recuerdo pero que dieron todo de si para hacer que avance la universidad que luego usted convirtió en su campo de concentración. Reflexione y si usted tiene la dignidad y la educación de la que siempre se jacta, reconozca sus errores y también ofrezca una disculpa pública a todos los catedráticos mencionados, tanto despedidos injustamente como los que se fueron por presiones de usted. Es una lástima que la CDHEQROO se haya prestado para este circo mediático que solo buscó volver a encender sus reflectores ya apagados y satisfacer su ego que es más grande que su soberbia. Pueden darle la razón, pero muchos sabemos que la resolución de la CDHEQROO apesta a borgismo, corrupción, e impunidad. De paso habla de transparencia cuando usted disfrazaba de transparencia la ejecución de los recursos y tenía al menos una aviadora. Habla de justicia cuando era ¨justicia¨a modo. Habla de respeto cuando usted era el primero en violar ese respeto con su trato déspota creyéndose un dios. Ahora que se le fue el poder por la cañería, quiere sabotear a la universidad para argumentar que después de usted, nada ha ido bien. Y se atreve a hacerlo sin la menos verguenza y sin recordar que hasta recientemente era un aviador que cobraba como profesor investigador titular C cuando no cumple con los requisitos de dicho nombramiento. Muerde la mano que le da de comer. Usted dejo un legado de terror y dañó a la universidad a más no poder cpn sus escándalos mediáticos. Por el bien de la universidad, usted no debería seguir dando clase. Elevaré una plegaria para que algún Dios Maya me escuche y extienda su mano para hacer que lo despidan o que le diga en sueños que renuncie. Usted no sirve para el proyecto de universidad que queremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 11 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba