NotasPrincipales

Sospechoso hermetismo del INM

CHETUMAL, 14 de abril.-

predio migracion 3
Predio donde aseguraron a los indocumentados

El desprestigiado Instituto Nacional de Migración (INM) guarda total hermetismo con relación al aseguramiento de los 20 indocumentados cubanos que fueron asegurados en un predio situado a la vera del camino Cafetal – Majahual.

No han informado sobre el estado de salud de los antillanos, mucho menos sus nombres y cómo fue que ingresaron al país, aunque se presume que llegaron al litoral de la Costa Maya a bordo de una rústica embarcación.

La dependencia, que se ha visto envuelta en una serie de corrupciones por dejar en libertad a indocumentados cubanos mediante el cobro de fuertes sumas de dinero, se mantiene hermética con relación a la identidad de los 20 cubanos, mucho menos ha informado si los presuntos polleros fueron detenidos y consignados ante un representante federal para las investigaciones correspondientes.

Datos que pudieron recabarse es que se trata de 20 indocumentados antillanos, que supuestamente arribaron en una rústica embarcación por la Costa Maya, aunque posiblemente tuvieron el apoyo de los presuntos polleros para llevarlos a tierra firme y resguardarlos en las oficinas de Villa Cariño, en el kilómetro 50 de la carretera Cafetal – Majahual.

Solo se sabe que el movimiento inusual de vehículos y personas que llegaban a ese lugar con víveres, generó la sospecha de algunas personas que decidieron dar parte al número de denuncias anónimas 089 y de esta manera fue canalizado al Instituto Nacional de Migración (INM), cuyo personal pidió el apoyo de la secretaría de Marina – Armada de México para efectuar una revisión en dicho establecimiento.

Ahí fueron localizados los cubanos, un total de 16 hombres y cuatro mujeres, quienes salieron de su natal Cuba con la única esperanza de llegar a los Estados Unidos para reunirse con sus familiares, quienes les enviaron dinero para poder contratar el servicio de polleros que los llevaran a su destino final.

Los agentes del INM acudieron a ese lugar al mando del licenciado Crisóforo Aguilar Gutiérrez, titular de la Dirección de Control de esa dependencia, quienes pidieron el apoyo de la Secretaría de Marina para asegurar a los 20 ilegales y trasladarlos a la subdelegación de Chetumal para las diligencias correspondientes.

Las oficinas de Bienes Raíces Villa Cariño es propiedad de Rolando Ramírez Sosa, de 64 años de edad, quien es originario de Mérida, Yucatán, y está ubicado en el kilómetro 50 de la carretera Cafetal – Majahual.

Como se recordará, el INM en Chetumal se ha visto frecuentemente envuelto en escándalos de corrupción vinculados al tráfico de indocumentados cubanos, y por ello apenas hace unos días personal de la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo a Jorge Domínguez Rojas, exdirector de la estación migratoria de Chetumal.

Al exfuncionario se le vincula con la fuga de 14 cubanos suscitada en el mes de diciembre del año 2012, a quienes aparentemente le cobró mil dólares americanos a cada uno antillano para facilitarles su escape.

De acuerdo a datos recabados, el miércoles 9 de abril por la tarde, los agentes de la Policía Federal Ministerial dentro de sus recorridos que realizan en diversos puntos de esta ciudad, en el marco de la lucha contra delitos del orden federal, localizaron y detuvieron al exfuncionario del Instituto Nacional de Migración en cumplimiento a una orden de aprehensión liberada en su contra por el Juzgado Primero de Distrito por el delito de violación a la Ley de Migración.

Al exdirector de la Estación Migratoria de Chetumal se le acusa de que el 4 de diciembre de 2012 ordenó dejar abiertas las celdas, a fin de que los cubanos pudieran salir; al mismo tiempo, los dotó de sábanas y colchones para poder brincar la barda posterior de las oficinas del Instituto Nacional de Migración, ubicadas en la carretera Chetumal – Escárcega, a un costado de las instalaciones de la Policía Federal.

Asimismo, de acuerdo a las investigaciones que se realizaron en su momento, el día de los sucesos, el exfuncionario también puso un vehículo en la parte posterior del edificio que alberga la Estación Migratoria, el cual llevó a los cubanos al centro de esta capital del Estado.

De ahí, la mayoría de los extranjeros se hospedaron en un hotel y al día siguiente viajaron a la ciudad de Felipe Carrillo Puerto, en donde fueron detenidos por la policía; el 14 de diciembre del año 2012, nueve de los 14 cubanos fueron trasladados a la ciudad de México por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), junto con cinco agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), estos últimos en calidad de presentados dentro de la investigación que llevaba a cabo la PGR por la fuga de los 14 antillanos.

Otro cubano fue recapturado al día siguiente de la fuga, a la salida de Chetumal, cuando un agente de tránsito de la policía estatal lo llevaba a bordo de su camioneta con rumbo a Mérida.

Los cubanos que fueron recapturados son: Michel Márquez Peña, Elio Ferral Enrique, Jovany Careca Mexa, Johan García Fernández, Franco Pérez López, Víctor Echeverría Jiménez, Alfredo Alzar, Mario Benítez Gutiérrez y Yazmani Eduardo Enríquez Hernández, este último recapturado al día siguiente de fugarse los 14 cubanos, mientras los demás fueron detenidos en Felipe Carrillo Puerto por la Policía Judicial del Estado.

De hecho, por esta fuga de los 14 cubanos también fue injustamente detenida en su momento una empleada del Instituto Nacional de Migración, misma que responde al nombre de Nelfi Julieta España Álvarez, quien fue llevada por la SEIDO a la ciudad de México para el deslinde de responsabilidades y luego recluida en el penal de máxima seguridad de Tepic, Nayarit, hasta que meses después quedó en libertad al comprobarse su inocencia.

Fuente: Jorge Luis Uc (Por Esto! Quintana Roo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba