Principales

Taxistas denuncian extorsiones de la SINTRA

Chetumal, 9 de agosto
ESPECIAL

La corrupción en el departamento de operaciones y vigilancia de la Dirección de Comunicaciones y Transportes del Estado afecta a taxistas de Chetumal y Bacalar, pues los inspectores les exigen un pago de 500 pesos por chofer para no ser detenidos sus vehículos al no contar con algún documento.

A través de redes sociales los choferes de taxis se han “armado” de valor para denunciar públicamente este tipo de extorsiones que emanan de lo más alto de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (SINTRA), de la que depende la Dirección de Comunicaciones y Transporte que dirige el perredista Alejandro Ramos Hernández.

Recuperando el tiempo perdido por el paso de la tormenta tropical “Franklin”, los inspectores colocaron esta semana un retén de verificación y revisión de documentos a la entrada de la ciudad capital, a la altura de las instalaciones de la Expofer.

Desde ahí paraban a cualquier prestador del servicio público de taxis o combis para verificar sus documentos para circular; de encontrar alguna anomalía le exigían al chofer 500 pesos para no levantarle la infracción y de no tenerlos una grúa que los acompañaba se llevaría la unidad motriz.

Ramón Beltrán Durán y José Chablé son algunos de los inspectores señalados por los quejosos, quienes manifiestan a los choferes abiertamente que reciben órdenes de sus jefes, Alejandro Ramos, y el subdirector de Operativos y Vigilancia, Carlos Coral Basulto, para pedir estas extorsiones.

Es de llamar la atención que este tipo de denuncias no son apoyadas por el secretario general del SUCHAA, Sergio Cetina Valle, pues es bien sabido por los taxistas que su líder mantiene una cercana amistad con Alejandro Ramos Hernández, afecto que limita hacer algo a favor de sus representados.

Entre los trabajadores de la SINTRA corre la especulación de que el dinero recaudado servirá a futuro para la campaña electoral del Secretario Jorge Portilla Manica, quien aspira a ser presidente municipal de Tulum.

Cabe señalar que estas dádivas que piden los inspectores de la SINTRA ya han sido denunciadas en meses pasados por transportistas en los municipios de la zona norte del Estado, y solo una amonestación y suspensión de actividades por seis meses recibieron los extorsionadores por parte de sus jefes.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba