Principales

Transporte a la alza

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

Calentando motores para el inminente aumento al costo del combustible desde el primer día de 2016, los transportistas del sur del estado decidieron unir fuerzas para solicitar en las próximas semanas al gobierno estatal un incremento “justo” en sus tarifas que entraría en vigor desde el inicio del próximo año.

En este cónclave de chafiretes se reunieron representantes del Sindicato Único de Choferes de Automóviles de Alquiler (Suchaa), de la Unión de Transportistas por el Cambio (Untrac) y de la empresa de autobuses ADO, que además de su servicio de primera clase ofrece corridas locales de bajo costo.

Todos ellos se sentaron en la mesa para decidir en primera instancia cuanto les conviene aumentar sus tarifas, y con la intención de unificar criterios para solicitar un aumento único y general.

Aunque esa suma de fuerzas les permite presionar al gobierno para conseguir sus objetivos financieros, tal práctica no es bien vista por organismos como la Comisión Federal para la Competencia Económica (Cofece), pues podría considerarse como un pacto para unificar tarifas, perjudicando indirectamente al consumidor.

La legislación en la materia da facultades al organismo federal para sancionar a empresas u organizaciones que decidan homologar precios y repartirse el mercado formando un oligopolio cerrado, ya que esto impacta directamente en el consumidor, pues si no hay competencia las tarifas tienden a ser altas.

Sin embargo, para sindicatos y organizaciones creadas bajo el amparo del gobierno estatal como la Untrac, saltarse las trancas es lo más fácil del mundo, por lo que es un hecho que el aumento se hará realidad. Lo único que no se ha definido es de cuánto será el zarpazo a los bolsillos ciudadanos.

De hecho meses atrás el dirigente de los taxistas de Chetumal, Rafael Zetina Galván, anunció como un hecho el aumento en las tarifas tanto dentro de la capital como en sus corridas foráneas para el 2016, ya que aseguró que en este 2015 se mantuvieron los mismos precios a pesar del mega gasolinazo de inicio de año.

Ninguno de los involucrados ha soltado prenda hasta el momento, pero se estima que el aumento a solicitar será de alrededor de un 10 por ciento del costo actual.

El golpe será duro porque los pronósticos indican que el gasolinazo previsto para enero provocará una cascada de aumentos no sólo en los transportes, sino en alimentos, bienes y servicios. Lindo regalo de los Reyes Magos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 16 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba