Principales

A un año del asesinato del regidor

Pena Capital
Javier Chávez Ataxca
Novedades Chetumal
.

Hoy se cumple el primer aniversario del homicidio del regidor del Partido del Trabajo (PT) en el Ayuntamiento capitalino, Marco Antonio May Molina, quien fue asesinado a puñaladas a la entrada de su hogar en Chetumal, al caer la noche. Y aunque la Procuraduría de Justicia del Estado localizó a tres sujetos señalados como autores materiales, la pinza no ha sido cerrada porque el o los autores intelectuales siguen libres.

El homicidio del ex candidato a la alcaldía capitalina ha sido el más sonado por sus connotaciones políticas, ya que salieron a flote rencillas que la víctima fatal tuvo con el dueño de la franquicia estatal, Hernán Villatoro Barrios.

casa marco may25La muerte de Marco Antonio no fue provocada por la oleada de criminalidad, sino por la obra infame de un adversario que llegó demasiado lejos, inclinándose por la ruta de la eliminación física del regidor incómodo, algo que ha sido habitual en otras latitudes pero que era tan ajeno a nuestra capital.

También decepciona la tremenda pasividad de todos los regidores del Ayuntamiento de Othón P. Blanco que se olvidaron en tiempo récord de la tragedia que bañó de luto un hogar, dejando por la paz el reclamo obligado de justicia para hundirse en la rutina de actividades de peso imperceptible, con predominante recreo.

El ex candidato del PT a la alcaldía –derrotado por el priista Eduardo Espinosa Abuxapqui– recibió dos puñaladas y quedó tendido en el suelo, desangrándose en presencia de su mujer y dos hijas pequeñas. Murió tras una corta agonía, aquella noche del 21 de marzo de 2013.

Los sujetos se coordinaron para agredir al regidor. Uno de ellos los aguardó en un vehículo en marcha que permaneció en la esquina.

Otro de los implicados –también identificado por testigos– ya había matado cuando cumplió los 16 años.

Y el Procurador de Justicia del Estado, Gaspar Armando García Torres, anticipó desde un principio la altamente probable participación intelectual de otros sujetos que hasta ahora estarían eludiendo la justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − uno =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba