Una empresa del Estado de México maneja la nómina del Congreso

“Recibí de la Empresa PODER LEGISLATIVO DEL ESTADO DE QUINTANA ROO la cantidad anotada en total a pagar que incluye…” Esta anotación figura en los recibos de nómina de todo el personal del Congreso de Quintana Roo generados por la empresa Grupo Rfácil, del Estado de México.

El cancunense Gustavo Miranda García –diputado del Verde Ecologista y presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política– estaría recurriendo al outsourcing (subcontratación), tan combatido por el presidente Andrés Manuel López Obrador, Comandante en Jefe de la 4T que aceptó como aliados de Morena al Verde Ecologista y al Partido del Trabajo.

La empresa fuereña –Grupo rfácil Empresarial S.A de C.V. – se encarga del manejo de la nómina para los pagos y el primer aspecto cuestionable es que se haya hecho en la penumbra, sorprendiendo incluso a los diputados. Esta empresa recibe una buena tajada por un servicio que siempre había sido desarrollado por el personal del Poder Legislativo, tan diestro en esta tarea habitual.

Expertos consultados me revelan que con este mecanismo el Congreso evade pagos del SAT, pisoteando la Ley de Protección de Datos Personales al proporcionar a una empresa del terruño del expresidente Enrique Peña Nieto los nombres, dirección y sueldos, sin autorización de trabajadores y diputados.

Enviado por correo electrónico, el recibo presenta puntos muy graves que tendrán que analizar los diputados cuando reaccionen, pero será necesario conocer el monto del contrato que beneficia a una empresa cercana al Partido Verde.

La precisión de que “certifico que no se me adeuda cantidad alguna por otro concepto” es plan con maña para que el trabajador no pueda reclamar otro pago.

La explicación la tiene que dar el Secretario General del Congreso, Renán Eduardo Sánchez Tajonar, pero también involucra a Eugenio Segura Rodríguez Vázquez, subsecretario de Servicios Administrativos, sin que sea ajeno Benjamín Vaca González, subsecretario de Servicios Legislativos.

La Jugocopo es un desmadre

La Jugocopo ha reemplazado a la Gran Comisión del Congreso, y aunque en el papel garantiza el reparto del poder en las tres bancadas dominantes, política y laboralmente ha sido un fiasco, porque provoca inestabilidad con cada relevo del presidente.

Con el aterrizaje de Édgar Gasca Arceo –diputado expriista, ahora de Morena– quedó Arturo Castro Duarte como Secretario General, relevado por José Polanco Bueno con el inmediato ascenso de Reyna Durán Ovando, diputada de Morena.

Mario Olivo Belío y Marco Otero Ramírez eran subsecretarios de Servicios Administrativos y de Servicios Legislativos, pero fueron despedidos.

También a nivel de tropa la Jugocopo es una calamidad. Una trabajadora con 25 años de servicio fue enviada al área administrativa en el período fugaz de Édgar Gasca, pero fue rechazada por el equipo de Reyna Durán por no ser confiable, ya que había colaborado con el enemigo. Lo absurdo es que ambos son diputados de Morena.

A principios de septiembre el Verde Ecologista asumió la presidencia de la Jugocopo y los relevos han sido frecuentes, motivados por el revanchismo y la necesidad de imponer a gente de absoluta confianza o más bien cómplices, como el Secretario General Renán Eduardo Sánchez Tajonar, amigo de Gustavo Miranda. 

Gustavo Miranda solicitará en febrero licencia para ser candidato a diputado federal por Cancún y su silla será ocupada por José de la Peña Ruiz de Chávez. En 17 meses el Congreso habrá tenido cuatro líderes, todo un récord.

El antecedente más inmediato se remonta a la X Legislatura –de 2002 a 2005– que tuvo tres Presidentes de la Gran Comisión: Rosario Ortiz Yeladaqui, Javier Félix Zetina González y Javier Díaz Carvajal. Pero pese a estos cambios el personal estratégico no fue removido.

Quién iba a decir que algunos llegarían a extrañar a la Gran Comisión que estuvo activa en la pasada Legislatura con el panista Eduardo Martínez Arcila como jerarca. Y hablando de Arcila, está pactado que será el próximo presidente de la Jugocopo.  

3 comentarios

  1. Así es, un grupo de corruptos que piensan son dueños del Congreso con la idea de que es su empresa y que pueden hacer lo que quieran sin tomar acuerdos con los demás Diputados. Terrible el Diputado Erick Gustavo Miranda García. Se siente Rey de la Comarca y sus subditos lamiendo sus botas.

  2. El Diputado Gustavo Miranda,está violando nuestro derecho de privacidad al proporcionar nuestros datos a una enpresa sin previa autorización. Esto es penado por la Ley. Lo Denuncio.

Deje un comentario

3 − 2 =