NotasPrincipales

Villa Castillo, en el “ojo del huracán”

CANCÚN, 31 de marzo.-

Alianzas creadas entre el propio secretario estatal de Seguridad Pública, Carlos Bibiano Villa Castillo y reos de la cárcel de Cancún, mantienen un “autogobierno” encargado de la venta de drogas, alcohol y del cobro de extorsiones.

Los propios internos del penal de esta ciudad, han señalado a Villa Castillo, de imponer como líder del “autogobierno” a Raúl Alvarado Pacheco (a) “El Mamito”, desbancando a Reynier Alberto Martínez García (a) “El Pipo”.

Apenas en el mes de enero de este año, Alvarado Pacheco fue trasladado a la cárcel de Cancún desde el Cereso de Chetumal en donde también era el líder de los reos.

Las denuncias de reos de la cárcel de Cancún y sus familiares, continúan saliendo a la luz pública y de nueva cuenta piden la intervención del Gobierno del Estado, para iniciar una investigación en contra del secretario estatal de Seguridad Pública, Carlos Bibiano Villa Castillo, a quien tachan abiertamente de “delincuente”.

En una denuncia directa al diario POR ESTO! de Quintana Roo, se expone que Villa Castillo sabía todo lo relacionado a la introducción de los 60 kilos de marihuana asegurados en el Cereso de Chetumal en diciembre del año pasado; además de cocaína y alcohol que eran ingresados abiertamente por las torres de vigilancia 2, 3 y 4.

La denuncia señala que esto se hacía con la complicidad de los policías de dichas torres, quienes recibían la droga y el alcohol de manos de Rubén Alvarado Pacheco para que a su vez, en los rondines que hacían, se lo entregaran a Raúl Alvarado, quien también recibía por el portón cervezas y licores con el visto nuevo del ex director del Cereso, Jorge Alvarado Tamayo.

De igual forma, se señala que el propio secretario estatal de Seguridad Pública, nombró como nuevo líder del “autogobierno” en la cárcel de Cancún, a Raúl Alvarado Pacheco (a) “El Mamito”, quien fue traído del Cereso de Chetumal hacia esta ciudad en enero de este año.

Este nombramiento –señalan-, significó una traición de Reynier Alberto Martínez García (a) “El Pipo”, quien era el líder del autogobierno en el penal de Cancún.

Los abusos por parte de los jefes de sección de la cárcel de Cancún, continúan a la orden del día y fueron señalados de cometer dichos abusos:

“El Sombra”, jefe de sección F, Moisés Castro jefe de sección A, Ángel Gabriel Soto jefe de sección B, Leopoldo Vázquez Aguayo (a) “El Polo”, jefe de sección C; Miguel Ángel Becerril jefe de sección D, Marco Antonio (a) “El Toño” jefe de sección E o Albatros, Carlos Humberto Enríquez jefe de sección G.

Además de las drogas y el alcohol que son introducidos al penal de Cancún, el azúcar se ha convertido en un producto que genera buenas ganancias, pues un sujeto apodado “El Hongo”, es quien se encarga de vender el kilo de azúcar en 100 pesos.

Dentro de los privilegios que perdió “El Pipo” al ser “destituido” por Villa Castillo, perdió también el control de la sección S en donde era el jefe.

El área conocida como la “I”, se ha convertido en una sección intocable, pues en más de una ocasión, las mismas autoridades estatales han sido informadas de los sitios donde se guarda la droga en esta sección.

En su mayoría, la droga que se vende dentro del penal es la marihuana, la cual es llevada al área de “cuadro” junto con el azúcar (que es usada para la elaboración de tepache), en los botes de basura; todo esto del conocimiento de Carlos Bibiano Villa Castillo y el ahora ex director Salvador Reyes Muñiz.

Las golpizas y extorsiones de las que son objeto los reos del área de la I, son cometidas por la comitiva del reo Oscar Melchor Dzul Cortés (a) “El Piolín”, quien se ubica en la planta baja celda 12 y tiene bajo su mando a: Adrián Sánchez (planta baja celda 15), Irving (planta alta celda 7), Cristian (planta baja celda 20), Arturo May (planta baja celda 3), Jimmy (planta baja celda 14), Jordy (planta alta celda 8), “Líos” (planta baja celda 8), “RT” (planta baja celda 10), “Pollo” (planta baja celda 11), “Mono” (planta baja celda 8), “Lucha” (planta baja celda 4), “Chips” (planta baja celda 5) y “Chiapas” (planta baja celda 5).

Los reos y sus familiares hicieron un llamado al nuevo director del penal, General Manuel Virgilio Morales Herrera, para que se acaben estos abusos por parte del autogobierno.

Fuente: Por Esto! Quintana Roo

2 comentarios

  1. chingue a su madre Villa, de parte de todos los quintanarroenses, ese viejo marica solo ha venido a generar violencia e inseguridad… que lo corran!!! o lo corremos junto con su jefe!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 4 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba