Villanueva: “Si el Presidente decide liberarme, en una semana estoy fuera”

Mario Villanueva Madrid dormita y despierta en una clínica privada de la capital chetumaleña donde gobernó sin contrapesos hasta el 27 de marzo de 1999, cuando abandonó la silla gigante con un salto felino en Mérida, iniciando la primera etapa de su doliente travesía: 26 meses oculto en selvas urbanas, confundido entre millones de hormigas, fantasma de humo para los policías especializados que perseguían su rastro de arena azotado por el viento.

Quizá Villanueva sea el político mexicano que más tiempo ha permanecido en la cárcel y privado de la libertad, al menos en los últimos tiempos. Desde aquella noche del 25 de mayo –capturado en las cercanías de Cancún, cuando ya iba a entregarse– inició su segunda travesía como inquilino de cárceles mexicanas y estadounidenses, hasta desembocar en la Clínica Campestre de Chetumal, donde imagina un pueblo caribeño que dejó de recorrer desde el siglo pasado y que es aquel niño de cinco años que hoy es nini, taxista en chinga o abogado transa.

De piel morena, bajo de estatura y con lento goteo de palabras interrumpidas por la tos, Villanueva no pierde la estampa señorial y la agudeza de experimentados políticos priistas de una camada en extinción donde sobrevive –quién lo diría– el ex gobernador poblano Manuel Bartlett Díaz, consentido de la 4T.

En la entrevista telefónica el ex gobernador priista revela a Chaaktemal Informa:

“Tuve que guardarme porque me estaban acosando para secuestrarme. Un Mayor del Estado Mayor Presidencial me vino a ver junto con mi abogado, allá al Mostrenco – a su casa en Chetumal, próxima a Calderitas – y me advirtió que había la intención de secuestrarme y tal vez matarme. Me dijo que venía a Chetumal un grupo de Gafes (Grupo Aerotransportado del Ejército) para hacer todo el operativo. Además me estaban ya acosando por grupos de la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos Contra la Salud, la FEADS que dirigía Mariano Herrán Salvatti, quien luego se arrepintió y vino en mi defensa”.

Mario Villanueva cumplirá 72 años este dos de julio. Su mundo posible se agota en esta habitación de la Clínica donde permanece bajo monitoreo médico. Admite las complicaciones de sus males, pero el hombre con su voz no refleja la gravedad de estas dolencias porque habla con firmeza y lucidez, habituado a traiciones –como la de Irving Trigo Segarra– y reconfortado por el afecto genuino de sus amigos.

“Mi salud ha venido empeorando. Los últimos exámenes que me hicieron por una neumóloga y el cardiólogo fueron hace como mes o mes y medio y demuestran que he venido empeorando y en este caso tiene que ver por el encierro en la clínica. Los dictámenes dicen textualmente que el tiempo que he pasado en clínicas y hospitales, que son más de cinco años –En México y Estados Unidos–, he venido empeorando por las bacterias intrahospitalarias, enfermedades nosocomiales, porque mi problema más importante es el respiratorio”.

Mariano Herrán Salvatti

“Mi capacidad pulmonar está muy disminuida y ha afectado también al corazón, por la relación que hay corazón-pulmón. Esta situación se mitiga tomando diariamente esteroides, cortisona y otros medicamentos. Luego la hipertensión arterial que está controlada tanto en medicamentos diarios, al igual que la artrosis. Ahí vamos. Lo más importante es que aunque el cuerpo está bastante dañado, pues la mente no se rinde; la mente está limpia y fuerte”.

Ser de nuevo libre es su máxima aspiración, para disfrutar a su familia y los paisajes y rincones donde quizá lo aguarde alguna botella de tequila con caballitos intactos. 

“Con el tiempo que llevo en la cárcel tengo derecho a la libertad. A la libertad condicional tengo derecho desde hace años, porque es con la mitad de la condena. Voy a cumplir 72 años este dos de julio, mucha vida en la cárcel. No me rindo porque no es mi naturaleza. Soy inocente”.

Mario reitera que los diputados locales –incluso los de la anterior Legislatura– “están pidiendo al Presidente Andrés Manuel López Obrador que me dé el indulto para ya ir a la calle. Entonces tengo dos opciones de libertad: el indulto sería el inmediato. Si el Presidente decide hacerlo, en una semana estoy fuera; es muy sencillo. Tiene toda la facultad que le da el artículo 97 bis del Código Penal Federal. La vía rápida es el indulto que además merezco porque soy inocente. El Presidente no se compromete en nada dándome el indulto, porque nadie le va a reclamar”.

“No dejen de apoyarme. Hay que insistirle a López Obrador que cumpla con lo que dijo. El dijo en Felipe Carrillo Puerto que su compromiso es mi libertad. Un año antes, como Presidente electo en Cancún, le dijo a mi hijo Carlos Mario: dígale a su padre que habrá justicia”.

“ Y allá en Carrillo después que dio su discurso, cuando bajó habló con mi hijo Luis Ernesto y le dijo “si esto no camina, vayan a verme”. Se le quiere ir a ver ya, pero ahorita no se puede por el Covid, para decirle, oiga, estamos esperando”.

Mario Villanueva se despide con un ronco llamado de libertad, su libertad disfrutada en el aleteo de sueños sobre la bahía y la duermevela balsámica que te deposita en brazos de tu madre, acariciando a los hijos bajo el tembloroso ciricote repleto de pájaros.

“No me rindo: mi cuerpo está tronado pero la mente aguanta. Mi mensaje es: no dejen de apoyarme porque merezco la libertad y porque soy inocente”.

11 comentarios

  1. pobre mi presidente ANDRES LOPEZ OBRADOR, todo le quieren hacer responsable a él, porque no le cambian el nombre a SAN AMLO deveras que mal se ve la gente asi somos los mexicanos .todo queremos que lo resuelva el de a lado.

  2. INOCENTE, TODOS EN QUINTANA ROO SABÍAN DE LOS NEGOCIOS DEL GOBERNADOR, HAY DECLARACIONES EN SU CONTRA, ASI QUE INOCENTE NO ES.
    DE QUE FUE UN EXCELENTE GOBERNADOR QUE HIZO MUCHO POR NUESTRO ESTADO, DE ESO HAY DUDA….

  3. Lamentablemente amigo todo el sistema político es corrupto, yo estaba de diez años cuando el gobernó en quintana roo y fui testigo de que fue el gobernador que más apoyo a su gente humilde, muchos políticos de cuello blanco están libres y creo q si el es culpable ya pagó demasiado y su pueblo lo quiere de vuelta o al menos un servidor buen día….

  4. Es muy cierto fue un excelente gobernador, con mucha sencillez y calidad humana, yo soy tabasqueña pero tuve el honor d conocerlo y vi su gran apoyo a los mas necesitados sobre todo a zonas mayas, en verdad merece estar en libertad.

  5. Definitivamente si alguien merece estar en libertad es el ING Mario Villanueva, lo pido y exijo como ciudadana que por una vez Sr Presidente, cumpla con lo que prometió y por si fuera poco el argumento con el virus del COVIT de ninguna manera debe pasar un día más en un hospital

  6. Mil respetos para Mario Villanueva es una gran persona q ayudó en todos los sentidos a mucha gente fue un buen gobernador apoyo d echoo a los alumnos del ex internado lázaro Cárdenas para q conosieran Chetumal muchos eran alumnos indígenas mil gracias x ser una buena persona y tenga muchas fee q será libre por q Dios nunca abandona alos d buen corazón como usted Mario Villanueva

  7. Algunos hablan mal de el pero la realidad es que en este mundo quien hace buenas obras la gente lo calupnia lo persigue
    Cuando la persona es onerta y es inosente
    Pero que me dicen de roberto borjes y los anteriores robaron al pueblo ala gente ala naturaleza y esos son los que baguan libres en las calles les entregan lo robado y ala ley mo le importa selo entregan
    Aqui el pobre el onesto el compañero justo lo vemo como ahora el compañero y amigo mario villanueva tiene que haber justicia tenemos que habrir los ojos frente a los opresores de este sistema corupto apollemos al sr.mario villanueva compañero y amigo de admiraccion por que madie soporta tanto dolor desilucion y tristeza por no poder ya residir en su morada ayudemoslo a que no se sienta solo

Deje un comentario

2 × 3 =