Columnistas

Alerta ciudadana

PUNTO FINAL
Jorge Cruz Escalante
Novedades Chetumal

.

Mucho más tendrán que hacer las autoridades para combatir eficazmente a la delincuencia, que en estos primeros ocho meses del año se ha enseñoreado en Chetumal, al grado de que los robos a comercios y casas-habitación sobre todo, se han convertido en una seria preocupación para los ciudadanos.

Si el incremento en los índices de robo es producto del crimen organizado o de bandas comunes que se aprovechan de la gente que no está acostumbrada a lidiar con la delincuencia, es un asunto que compete en particular a las autoridades, tanto municipal, estatal y federal.

Los habitantes de Chetumal queremos seguir viviendo en una ciudad que durante muchos años, fue considerada de las más seguras del país, pero que de manera paulatina, comienza a perder ese estatus.

El problema de la violencia no se circunscribe ya a pandilleros o personas alcoholizadas que en estado inconveniente arremeten contra ciudadanos tranquilos, sino de un verdadero fenómeno criminal que debe ser prioridad del gobierno combatir con toda la fuerza necesaria, para evitar que después se vuelva ingobernable.

Es verdad que no estamos ni siquiera cerca de los índices de inseguridad que imperan en otros estados y ciudades del país, donde los criminales imponen la ley de la violencia, amenazan a los ciudadanos que no se pliegan a sus demandas y se convierten en entes intocables para la misma autoridad.

Pero lo que más preocupa a los chetumaleños es que hasta hace poco, la capital del Estado era una ciudad tranquila, donde los ciudadanos podíamos dormir con las ventanas abiertas, seguros de que no pasaría nada. Hoy observamos domicilios y comercios fuertemente protegidos, lo que antes sencillamente era algo visto con curiosidad y hasta con un dejo de burla.

Todo eso es cosa del pasado, en muy pocos años esa sensación de seguridad absoluta ha dado paso a una preocupación entre todos quienes vivimos en Chetumal. Antes, el tema principal de las reuniones familiares versaba sobre cuestiones triviales, pero ahora, no falta quien cuente alguna historia truculenta respecto a un hecho criminal que le ocurrió a alguna persona cercana.

Inclusive, en ciertas colonias es común que los vecinos platiquen entre sí de que en tal o cual vivienda cercana se venden drogas y de que fulano o perengano, se dedica a ese lucrativo negocio que tantos quebrantos de cabeza provoca a las autoridades.

La pregunta que se hacen: ¿por qué si nosotros sabemos dónde están los traficantes de droga, la autoridad, que se supone cuenta con todo tipo de estrategias, métodos modernos y personal capacitado, es incapaz de detectarlos y detenerlos?

Otro problema es la desconfianza de los ciudadanos hacia la autoridad, porque no sabe quién está coludido con los criminales y sería un grave riesgo al atreverse a denunciar a los delincuentes, puesto que pondrían en peligro su vida y la de sus seres queridos.

Y es que las personas son conscientes de la importancia de la denuncia, pero al poner en la balanza que hacerlo podría traerle serios problemas a ellos y a sus familiares, prefieren mantenerse callados, lo que desafortunadamente contribuye a que los delincuentes se sientan impunes.

No podemos seguir siendo rehenes de la delincuencia, las autoridades deben redoblar esfuerzos para revertir ese sentimiento de inseguridad que sienten los ciudadanos de Chetumal, en particular aquéllos que siendo víctimas de los criminales prefieren no hacer la denuncia por temor a peores consecuencias.

Como habitantes de la ciudad, lo que sí podemos hacer es tomar todas las precauciones posibles para no ser una víctima más de los delincuentes, por nuestro propio bien y el de nuestra familia, ser precavidos, no transitar solos a ciertas horas de la noche en lugares conflictivos; en una palabra, no darle oportunidad a los criminales para cometer sus fechorías.

Rescatar la tranquilidad de antaño de nuestra querida ciudad debe ser el objetivo de autoridades y ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba