Columnistas

Doble discurso de Maricarmen Hernández, alcaldesa electa de Felipe Carrillo Puerto

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez

 **La corrupción, la impunidad y la traición no tienen género.

**La ley obliga al nuevo gobierno municipal de Felipe Carrillo Puerto a solicitar, realizar auditorías y denunciar irregularidades del gobierno de José Esquivel Vargas, por encima de convenios de impunidad.

Mientras el proceso de entrega-recepción de la administración municipal se encuentra en caos debido a las inconsistencias del gobierno de José Esquivel Vargas para comprobar la ejecución del presupuesto y para atender la infinidad de problemas que han explotado durante los últimos días de su gestión, producto del desaseo del manejo de las finanzas públicas, la presidente municipal electa, Maricarmen Candelaria Hernández Solís, ha diseñado un gobierno basado en la consolidación de su imagen personal a través de redes sociales y medios de comunicación convencionales, sin interesarse de la realidad del pueblo carrilloportense.

Para ella lo importante es salir en la foto y ganar seguidores en sus redes sociales, porque es el gobierno que está dispuesta a desarrollar, con el pretexto de la sana distancia, prefiere comunicarse vía internet en un municipio con déficit en tecnología de telecomunicaciones, así como raquítica cultura del uso de las nuevas tecnologías, sencillamente porque la mayoría de la población tiene severos problemas para conseguir la comida diaria y atención médica, por lo que el uso de las redes sociales y otros escenarios de comunicación virtual están alejados de sus prioridades para subsistir.

Por ejemplo, hasta el momento no hay una explicación congruente del por qué acudió, en calidad de presidente municipal electa a la inauguración del nuevo termo tanque de oxigeno del Hospital General de Felipe Carrillo Puerto, equipo que si bien es cierto es de gran ayuda en este momento que la pandemia sigue cobrando vidas, pero el municipio no solo requiere de él, sino de la construcción de un hospital.

Quien en pocos días rendirá protesta como presidente municipal, tiene la encomienda de rescatar la inversión que dejó ir José Esquivel Vargas por su codicia, al querer cobrar diez millones de pesos por la autorización que requerían los gestores del nosocomio, quienes al ver la avaricia del político en desgracia optaron por llevarse el hospital a otra entidad.

En lugar de andar trabajando su imagen personal, Maricarmen Candelaria Hernández Solís debe estar trabajando con su equipo para diseñar las estrategias para sacar al municipio de la anarquía en que se encuentra. Si la mayoría de las personas que votaron el 6 de junio pasado a su favor, con lo cual obtuvo el triunfo, eso no quiere decir que su propuesta de gobierno sea la mejor, porque a estas alturas no se sabe cuál es.

TRIUNFO DE MARY HERNÁNDEZ, SOLO VOTO DE CASTIGO PARA JOSÉ ESQUIVEL

Quienes votaron a su favor, lo hicieron porque están hartos del gobierno de José Esquivel, por ende, fue un voto de castigo al proyecto de los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática y Confianza por Quintana Roo, organismos políticos que le dieron todo el apoyo para que Esquivel llegara a la presidencia municipal de Felipe Carrillo Puerto, pero que en ningún momento se preocuparon por vigilar su actuación y le dejaron el camino libre para que robara del erario municipal, conducta avalada por el resto las regidoras y regidores, porque siempre guardaron silencio ante el desaseo con que se manejaron los recursos públicos.

Hernández Solís y el resto de las regidoras y regidores que estuvieron en el gobierno de José Esquivel Vargas también tienen que rendir cuentas sobre su gestión como cogobernantes, porque un salario mensual de 123 mil 252 pesos con 14 centavos, mucho más de lo que gana nominalmente el presidente Andrés Manuel López Obrador, fue más que suficiente para demostrar que llegó al Cabildo para no robar al pueblo y el silencio guardado, mientras otros roban y malgastan el dinero del pueblo. Eso se llama complicidad.

La lealtad que dice tenerle la candidata electa Hernández Solís a López Obrador y a su proyecto político, debió ser suficiente para pedir que se le disminuyera el sueldo, de manera proporcional a lo que hizo el titular del Poder Ejecutivo Federal, pero no lo hizo, por lo que quedó demostrada su deshonestidad y traición, pues ya quedaron evidenciadas tanto su discurso como la simulación, pues ya no está en juego su ética política y sus convicciones ideológicas.

Otra foto que forma parte de su proyecto de imagen personal, más no por el desarrollo del municipio, es cuando posó para entregar constancias a las mujeres que integran el comité para combatir la violencia contra las mujeres, que tiene autoría y recursos propios. Lo que debe explicar Hernández Solís es que hará ella desde la presidencia municipal de Felipe Carrillo Puerto para combatir la violencia contra las mujeres desde su ámbito de facultades.

Cada nivel de gobierno tiene sus propias tareas y deben trabajar de forma coordinada institucionalmente, pero la presidente municipal electa no puede andar utilizando el tema para tomarse la foto buscando aplausos, sino debe estar coordinando a su equipo para que generen políticas públicas eficientes y acordes a la realidad de las decenas de comunidades que integran al municipio. Eso quiere decir que se deben construir acciones de acuerdo a las necesidades de cada uno de los asentamientos humanos que le corresponderá gobernar y no subirse al tren de otro programa gubernamental.

Tanto Maricarmen Candelaria Hernández Solís, como el resto de quienes encabezan los gobiernos municipales entrantes deben actuar legalmente en contra de los gobiernos salientes, por el mal manejo de los recursos, para lo cual ya tienen evidencias que se han ido acumulando al término de auditorías periódicas que por ley deben realizar los tres niveles de gobierno para darle seguimiento al uso de los recursos públicos, además que se tiene información generada por medio de solicitudes de acceso a la información pública gubernamental, la cual solo requiere análisis jurídico-financiero para demostrar el uso indebido de los recursos públicos.

REMODELACIÓN DEL MERCADO “BENITO JUÁREZ”, UN EJEMPLO DE CORRUPCIÓN Y MALAS PRACTICAS EN LA ASIGNACIÓN DE OBRAS

Solo un ejemplo de las irregularidades que ya tiene sobre la mesa Maricarmen Candelaria Hernández Solís para pedir que se ejerza acción penal en contra de José Esquivel Vargas, es la historia investigada y publicada por la página de noticias La Voz del Pueblo, Zona Maya, en la que se habla de los trabajos inconclusos y deficientes que se realizaron durante la remodelación del mercado Benito Juárez, en Felipe Carrillo Puerto, pero en la que, además, se debe investigar la cercanía de la hoy presidenta municipal electa con las empresas constructoras a las que se les asignó la obra.

En la referida publicación se dice que el citado mercado es uno de los principales centros más activos de la economía de las familias que habitan en la zona maya, “fue rehabilitado pero no en su totalidad, la empresa ejecutora obtuvo contratos durante tres años por más de 50 millones y por cercanía con un grupo de políticos afines a Mary Hernández, podría seguir siendo beneficiada ¿aplicarán auditoría?, cuestionan locatarios”.

Con evidencias documentales, se argumenta que el 17 de septiembre del 2020, el H. Ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto, Esquivel Vargas celebró la firma del contrato de obra por licitación pública nacional con el número de expediente OP-FCP-FISMDF20-LP-34/2020, el contratista fue representado por Maira Pitol Enríquez, en su carácter de propietaria de la empresa. Información proporcionada por la Unidad de Transparencia respectiva indica que la obra consistió en la “rehabilitación del mercado público llamado Benito Juárez”, con monto de inversión de 7, 497, 546. 77 (siete millones cuatrocientos noventa y siete mil quinientos cuarenta y seis pesos 77/100 MXN), el plazo de ejecución de la obra tenía como fecha de inicio el 29 de octubre del 2020 debiendo culminar el 27 de diciembre de ese mismo año, es decir, tuvo un plazo de 60 días naturales.

El 9 de febrero del 2021, dos meses después del gasto ejercido con la primera obra, el Ayuntamiento volvió a celebrar otro contrato de inversión, ahora fue por la cantidad de 2, 995,638.39 (dos millones novecientos noventa y cinco mil seiscientos treinta y ocho pesos 39/100 MXN). La contratista fue la misma persona física, Maira Pitol Enríquez y en ésta ocasión el número de contrato fue OP-FCP-FISMDF21-13P-07/2021, teniendo como plazo 90 días naturales de ejecución con fecha de inicio 31 de marzo del 2021 y como plazo final el 28 de junio de este mismo año.

DEVELAN CERCANIA DE MARY HERNÁNDEZ CON CONSTRUCTORA ENCARGADA DE REMODELACIÓN DEL MERCADO BENITO JUÁREZ

La Voz del Pueblo verificó que en la Plataforma Nacional de Transparencia la misma persona física Maira Pitol Enríquez ha obtenido del Ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto por lo menos 10 contratos diferentes de obra pública del 2018 al 5 de Septiembre del 2021, con monto de inversión total de 50, 939, 445.43 (Cincuenta millones novecientos treinta y nueve mil cuatrocientos cuarenta y cinco pesos MXN).

Hasta mediados de septiembre, el proceso de entrega de la obra por parte de la constructora y del ayuntamiento, a los locatarios no se había realizado en su totalidad, debido a las inconsistencias en los trabajos.

Don Juan Canul a diario llega al mercado para ofrecer su venta de carne de cerdo en un área de la parte trasera del mercado. Después de la construcción se quedan bajo agua.

Doña Maria del Rosario Pantí Alcocer, conserva su pequeño negocio y creyó que la obra le daría una nueva fisonomía. Sí lo hizo, pero duró muy poco.

Luis Vázquez es otro locatario que para su opinión, la obra necesitó una mejor planeación y orden a la hora de ejecución. Ahora amerita una auditoría con el nuevo gobierno de Mary Hernández.

La idea de una auditoria es real. Don René Bravo Ortiz consideró que Mary Hernández no debe dudar en aplicarla. Lamentó que desde el principio todo estaba mal.

Pedro Cabrera May al inicio de los trabajos fue nombrado como presidente del grupo de locatarios para la obra, pero esto solo fue de membrete.

El 27 de mayo de este mismo año, 10 días antes del día de la jornada electoral del 6 de junio, Maricarmen Hernández Solís fue captada llegando al cumpleaños de la madre del presidente José Esquivel. El rumor de que era financiada por el edil carrilloportense y un grupo de políticos de esa misma línea, allí quedó.

A finales de junio Mary Hernández Solís fue captada en la celebración de una boda en el estado de Veracruz. Presumiblemente eran allegados de la persona física Maira Pitol Enríquez. Hasta aquí los testimonios recabados por La Voz del Pueblo.

La tarea de Hernández Solís es ejercer acción penal en contra de Esquivel Vargas y demostrar que actuó imparcialmente y de acuerdo a la ley durante los últimos tres años al desempeñarse como regidora y conocer de cerca todas las acciones de gobierno del presidente municipal. Lo contrario es complicidad, que la hace romper con los tres principios de la 4T, NO ROBAR, NO TRAICIONAR, NO MENTIR……Al tiempo!..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cinco =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba