Columnistas

Educación es la prioridad

Punto Final

Jorge Cruz Escalante
Novedades Chetumal
.

Desde el inicio de su administración, el gobernador Roberto Borge Angulo definió lo que sería la prioridad del gobierno que está en su recta final: la educación. Con el paso de los años, podemos dar cuenta precisa de que se ha cumplido con ese reto que en el caso de Quintana Roo no resulta nada sencillo, porque la matrícula escolar crece entre 3.5 y 5 por ciento sólo en educación básica.

Según datos del Instituto de Infraestructura Física Educativa de Quintana Roo (IFEQROO), al término del actual gobierno, se habrían invertido cinco mil millones de pesos sólo para atender las necesidades del sector educativo estatal, es decir, para construir nuevas escuelas, aulas, laboratorios, mantenimiento, rehabilitación, equipamiento y adquirir mobiliario, entre otras necesidades.

En lo que respecta únicamente al IFEQROO, este organismo maneja en promedio unos 400 millones de pesos cada año, lo que significa que al concluir la administración de Roberto Borge Angulo, se habrían invertido algo así como tres mil 500 millones de pesos, tomando en cuenta que para el 2016, se contará con más de mil millones del programa Escuelas al CIEN que impulsa el gobierno federal.

Todo esto se traduce en un dato realmente impactante: cada año, se construyen en promedio 10 escuelas en Quintana Roo, sin olvidar la construcción de aulas, anexos, laboratorios y demás en las escuelas de todos los niveles, es decir, desde inicial, preescolar, primaria, secundaria, media superior y superior en sus distintas modalidades.

Con la implementación de la Reforma Educativa en el país, muchas estructuras anquilosadas comenzaron a moverse y si bien los conflictos del inicio amenazaban con acabar pronto esta iniciativa presidencial, como había ocurrido con otras en el pasado, hoy es una realidad que las cosas han cambiado para mejorar.

Quintana Roo por supuesto no podría estar al margen de estas nuevas estrategias, que si bien en algunos aspectos todavía falta consolidar, se traduce en hechos concretos que benefician a las escuelas y por ende a los estudiantes, maestros y padres de familia. Hablamos de la inversión multimillonaria que en el caso de nuestro estado, sirve para hacer frente a la permanente demanda de espacios educativos, producto del crecimiento poblacional.

Como sabemos, somos la entidad que más rápido crece en el aspecto demográfico, debido en gran medida al fenómeno migratorio, lo que representa que aún somos un estado atractivo para miles de compatriotas que buscan mejorar su nivel de vida. Esto lleva al gobierno estatal a implementar estrategias, digamos más agresivas, con el propósito de hacer frente a la gran demanda social que en el caso del sector educativo se convierten en un enorme reto.

En lo que se refiere a la educación tecnológica, durante el sexenio que transcurre, se puso un gran énfasis en la construcción de escuelas, tanto de nivel medio superior como los CETMAR o de nivel superior, ejemplo de ello la Universidad Tecnológica de Chetumal, sólo por hablar de dos casos. La inversión en primaria, que es donde se concentra el mayor número de alumnos ha sido espectacular, la matrícula es una de las más altas del país y para atender la demanda de nuevos espacios, se necesita una planeación detallada que tome en cuenta muchos aspectos.

Un cambio importante ha sido también la participación de los padres de familia, que cada vez, se comprometen más con la educación de sus hijos y con el manejo tranparente de los recursos destinados a las escuelas.

El próximo Gobernador deberá tener en su agenda de gobierno un apartado especial para la atención del sector educativo, debido a que no se vislumbra a mediano plazo que Quintana Roo deje de ser un estado receptor de compatriotas, que buscan un lugar mejor donde vivir y desarrollarse plenamente.

Para este año que apenas comienza, se vislumbra que las finanzas públicas continuarán con problemas serios, sin embargo, debe haber una prioridad que nadie puede cuestionar: la inversión en el sector educativo no puede afectarse porque ello complicaría la preparación de los niños y jóvenes. El gobernador que suceda a Roberto Borge Angulo tiene un gran paquete que superar, esperamos que tenga altura de estadista para hacerlo o de lo contrario todos lo pagaremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba